Salud

Trucos para superar las pequeñas molestias en el embarazo

/ 20 de Octubre de 2014
Trucos para superar las pequeñas molestias en el embarazo        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Un embarazo significa muchos cambios en el organismo de la madre. Desde las primeras semanas de gestación, un nuevo equilibrio se instala, los índices hormonales se modifican y el cuerpo cambia… Lo anterior tiene impactos que se reflejan en molestias, cambios y, si todo es normal, algunos dolores localizados. Por todo esto, daremos algunos tips para enfrentar estos cambios basados en las recetas de las abuelas, que con el correr de los años, han demostrado su efectividad sin tener que recurrir a medicamentos químicos.

Las náuseas y vómitos

Las náuseas durante el embarazo son muy comunes. En el primer trimestre de gestación, la irrupción de las hormonas (progesterona y estrógenos) modifica el gusto e intensifica el olfato. Las abuelas recomiendan comer a horas regulares y bien despacio. Comer 5 veces al día en pequeñas cantidades y utilizar galletas de soda cuando la náusea se incremente. También se dice que la infusión de jengibre contribuye a mejorar las náuseas.

Estreñimiento

Esta molestia es causada por la progesterona, que hace que el músculo del tubo digestivo se vuelva perezoso. Se recomienda comer bastante fibra, puede ser avena o granola, al igual que frutas. Así mismo, beber mucha agua y caminar alrededor de 30 minutos al día.

Presencia de gases

Al expandirse el tamaño del feto ocurre que el útero oprime a otros órganos a medida que crece, esta situación favorece la presencia de gases y la distención abdominal. Para contrarrestar un poco este efecto es bueno evitar los alimentos que se fermentan, como las coles (repollo, lechugas), cebolla, o que contienen gases, como el agua con gas. Se debe comer despacio.

Reflujos gástricos

El tamaño del bebé genera presión sobre el hiato, incrementando la acidez estomacal, por lo anterior es importante: Eliminar los alimentos demasiado grasos, comer en pequeñas cantidades, elevar un poco la cama en la parte superior, esperar un rato para acostarte después de comer y evitar inclinarse excesivamente; con ello se acentúa la opresión del estómago.

Calambres

Es normal que se presente deficiencia de potasio en las madres embarazadas, por lo anterior se recomienda consumir bastante papaya y banano, alimentos ricos en potasio y papaína, componente activo que suaviza los tejidos.

Hormigueo y piernas inflamadas

El peso genera estas molestias en las extremidades sobre todo las inferiores. Las abuelas recomiendan: consumir alimentos ricos en vitamina B, como verduras, hortalizas, nueces y lácteos. También es bueno dormir con los pies un poco elevados, meterlos en agua tibia y usar tacones bajos.

Infección urinaria

El riñón es uno de los órganos que más se afecta en las mujeres embarazadas. Para prevenir las infecciones, se recomienda beber bastante líquido y tomar jugo de arándanos que es un diurético natural.

 

Compartir artículo: Whatsapp