Desarrollo

¿Qué siente tu bebé cuando acaricias tu vientre?

Es muy común que los padres acaricien el vientre durante la gestación pero, ¿sabes qué siente el bebé cuando lo haces?

/ 6 de Septiembre de 2017
¿Qué siente tu bebé cuando acaricias tu vientre?        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Para los padres es muy importante mantener contacto con su bebé en la gestación, por eso acarician el vientre como una demostración de cariño hacia el pequeño, esto hace parte de la estimulación del feto. Por esto, investigadores de la Escuela de Psicología de la Universidad de Dundee, en Reino Unido, decidieron estudiar el comportamiento de los bebés cuando sienten el tacto de mamá.

Estimulación de los sentidos en el vientre materno

El análisis se realizó con 23 madres de 18 a 35 años que se encontraban entre la semana 21 y 33 del embarazo y a través de una sonografía, una técnica de ultrasonido que registra los movimientos del feto y en este caso, reveló como se comportaban al momento de ser acariciados por sus madres.

Los resultados demostraron que los fetos registraban más movimientos en sus brazos, cabeza y boca cuando la madre tocaba su abdomen, pero al contrario, estos disminuían cuando escuchaban su voz. También se demostró que los bebés en el tercer trimestre de gestación manifestaron mayor respuesta al tacto en comparación con los pocos estímulos de los que se encontraban en el segundo trimestre.

Además, los fetos responden “selectivamente a la estimulación externa antes de lo previamente informado y regulan activamente sus comportamientos como una respuesta a la estimulación externa”, como lo afirma el estudio realizado por investigadores del Reino Unido.

Esta investigación respalda la importancia de mantener un contacto frecuente con tu hijo para contribuir a su desarrollo emocional. Desde el vientre, los niños adquieren la capacidad de sentir emociones y es muy común que te preguntes cómo puedes estimular sus sentidos. En este caso, hablamos del tacto que se desarrolla en los niños desde las primeras once semanas de gestación.

El vínculo afectivo entre madre e hijo se fortalece cada día del embarazo, por eso debes generar espacios para estar en contacto con tu pequeño, una recomendación es que escuches música relajante mientras lo acaricias en un espacio único para los dos, incluso, los padres pueden acompañar este espacio para fortalecer esos lazos de relación con el bebé.

Al mismo tiempo que lo acaricias puedes hablar y cantarle, de esta manera aumentarás esa conexión natural y cuando tu bebé nazca, además de tu piel, tu voz se convertirá en uno de los perfectos calmantes cuando llora.

Te puede interesar: Amor desde el vientre

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp