Nutrición

Huevos aptos para el consumo

/ 22 de Agosto de 2008
Huevos aptos para el consumo        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp
Tome un vaso casi lleno de agua, agregue una cucharada de sal y disuelva; introduzca el huevo y si se hunde, está fresco; pero si flota, es mejor que se deshaga de él. Pruebe también sacudiéndolo junto al oído y si escucha algo, está pasado; si no suena nada, ¡prepárelo a su gusto!

Compartir artículo: Whatsapp