Salud

¿Embarazada? Vívelo con energía, bella y feliz

Buena actitud y algunos consejos de belleza pueden hacer que te veas muy linda en tu estado.

/ 7 de Marzo de 2017
¿Embarazada? Vívelo con energía, bella y feliz        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Estar embarazada no es sinónimo de enfermedad y mucho menos es la excusa para estar desarreglada, baja de nota o con una actitud de desánimo, por el contrario, es una época en la que puedes y debes dejarte consentir, en la que hay que mostrarte con energía y llena de vida, porque eso, precisamente, es lo que estás viviendo, el poder de dar vida.

De hecho, si hay algún momento en el que una mujer puede lucir bella es, durante el embarazo. La futura madre es el centro de atención, los mimos y la protección de la familia, y de los amigos. Por eso, lucir bella, feliz y saludable no es una utopía, solo necesitas atender algunos aspectos de tu ser y dejar que los demás te vean con ese esplendor.

La primera recomendación es que, mes a mes, controles tu peso, para eso hay dos aliados: una dieta saludable, en porciones normales, sin doblar raciones, y una buena información sobre los productos más benéficos para que consumas durante la gestación. Un truco es ir conociendo cuáles son las calorías requeridas por porción y día, una indicación que te dará tú médico, e ir sumando diariamente de acuerdo con la ingesta de alimentos.

Este es un periodo en el que no puedes y no se debes hacer dietas, pero sí controlarte, por ello, la única manera para mantenerse saludable es comer muy bien; lo que es posible haciéndolo de forma balanceada, al comer de los distintos grupos de alimentos, en cantidad y calidad suficientes.

Siempre bella

Nunca sobra decir que los productos más importantes son las vitaminas que las encontrarás en las frutas frescas, las proteínas como la carne, el pollo y el pescado, entre otras, y los carbohidratos en su justa medida.

Ten en cuenta:¿Embarazada? Come para dos no por dos

Ahora bien, el espejo y la báscula nos van a decir qué tanto vamos subiendo de peso, por eso es bueno que tengas límites al comer, teniendo en cuenta las indicaciones médicas e incluyendo en tu dieta, la buena costumbre de tomar agua y la ingesta de verduras y frutas como el kiwi, las fresas, la piña, la naranja y el limón, y todas las verduras, en especial, las verdes y naranjas como la zanahoria.

Por otra parte, hay que saber que las hormonas hacen de las suyas en el embarazo. Eso quiere decir que además del peso, el aumento en la producción de hormonas hace que el pelo, las uñas y la piel, principalmente, se afecten.

No todas las mujeres sufren cambios pero, como lo explican los especialistas, la mayoría tiende a presentar manchas oscuras en el rostro, pigmentación o arañitas en las piernas y, además, se quiebran con mayor frecuencia las uñas y el pelo se reseca. Finalmente, procura usar ropa holgada, pero no tanto que aumente tu figura, solo que vaya acorde con tu barriga y que te de comodidad.

Rostro y miradas que enamoran

Verse natural es una de las cualidades de las mujeres realmente bellas y es lo que se valora de la maternidad, que te hace ver linda solo con una sonrisa. Sin embargo, que en tu tocador no falten elementos básicos para un buen maquillaje como rímel (pestañina), polvos compactos o traslúcidos, rubor y un brillo labial suave.

En el caso de la pestañina, aplícala de la raíz a la punta. En el mercado encontrarás las pestañinas de color básico y algunas de temporada hoy, por ejemplo se usa el azul, violeta y verde, según la ropa y para generar un look festivo en horas de la noche. De tal manera, que para elegir qué color usar debes tener en cuenta la ocasión y la intención de tu maquillaje.

Por ejemplo, para una mirada sensual, utiliza el color negro; para un look natural, el marrón y, para una mirada más definida, la negra marrón. En cuanto a las bases, es primordial identificar el tipo de piel, pues si tu piel es seca, una base hidratante es lo apropiado; si es mixta, los polvos son clave para quitar el brillo, y si es grasa, los polvos a base de arroz son muy buenos.

El tono del labial es algo que puedes usar de acuerdo a la ropa y la ocasión, pero también puedes tener en cuenta los tonos de la temporada y, en este caso, los colores malva, coral y naturales, junto con los rosa en el día, son tendencia. Mientras que si sales de noche los labios rojos o café pueden ser una opción.

Cuidado del pelo

Lo primero es que empieces a utilizar cremas para peinar o aceites para evitar la resequedad. Si deseas verificar si tu pelo está sufriendo cambios o desmejorándose debes analizar varias cosas: el volumen; el color de las puntas si se está poniendo más claro que la raíz, y si aparece la horquilla, muy seguramente si esto pasa es que está perdido humedad.

Para ello, la mejor indicación es que tomes mucha agua, esto no solo mejorará el aspecto de tu pelo, sino que estarás evitando la resequedad de la piel. En el embarazo, el agua es sagrada. Además, evita hacer cambios drásticos en tu peinado. Si crece rápidamente, despúntalo con mayor frecuencia y para darle brillo, enjuágalo con agua fría.

Piel sana

Es posible que por los cambios hormonales aparezca el acné, por lo que la limpieza debe redoblarse. Procura no utilizar cremas para contrarrestar esta molestia que no sean prescritas por tú médico, pues muchas son contraindicadas en tu estado. Seguro te recomendará una crema o loción en el rostro con filtro solar, esto es esencial para prevenir las manchas o el paño del embarazo o melasma, como se le conoce y debes usarla todos los días.

Las mascarillas caseras son una buena opción: puedes hacer una de avena y miel, que proporciona mucha hidratación y relaja los músculos de la cara. Para la piel del cuerpo debes utilizar una crema que te ayude a prevenir las estrías en tu barriga. Claro está que los expertos explican que su aparición tiene un gran componente genético, pero de igual forma se puede aplicar una crema para el cuerpo que sea muy humectante.

Tranquilidad y aspecto saludable

El ejercicio físico, los estiramientos, el yoga y el pilates son actividades que te ayudarán a mejorar la postura, a soportar el peso de la barriga que aumentará mes a mes, y a fortalecer los músculos para el momento del parto y, sobre todo, a mantenerte serena y relajada.

Procura mantener una rutina de ejercicios saludable, aunque esto debes consultarlo con tu médico para que te diga qué es lo más indicado en tu caso particular. Sin lugar a dudas, una rutina de ejercicios te facilitará la oxigenación del corazón, la tonificación y una mayor flexibilidad.

No te descuides: ¿Cuándo ponerse en forma después del embarazo?

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp