Mil preguntas de mamá

Seis reglas de oro para mejorar la comunicación con tus hijos

Estos consejos te ayudarán a que la comunicación con tus hijos se base en confianza, respeto y sinceridad.

/ 14 de Junio de 2017
Seis reglas de oro para mejorar la comunicación con tus hijos        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

La comunicación es el primer ejercicio de relacionamiento que el ser humano pone en práctica desde que nace y, a través del tiempo, esos procesos se vuelven cada vez más elaborados. Al principio es el olor, la cercanía del cuerpo de la madre al niño, la alimentación y después, los gestos y el lenguaje como tal.

Por ello, impulsar y mantener una buena comunicación es algo que los padres deben trabajar con sus hijos desde corta edad y poner en práctica una serie de consejos que te ayuden a crear un ambiente de confianza y respeto, aspectos clave en una relación estable, armoniosa y que genere respuestas propositivas, más allá de un sí o un no.

Enseñanzas que no pueden faltar: ¿Le estás enseñando a tu pequeño a no hacer bullying?

No debes olvidar que cada niño es diferente, así que olvídate de las comparaciones y trata a cada uno con individualidad y deja que su personalidad te vaya indicando los cambios. Acá te damos ciertos consejos para que, desde chicos, inicies con ellos una dinámica en la que el respeto y el amor sean la guía:

1.- No des por hecho nada, ni creas que lo sabes todo sobre de tu hijo. Sin importar la edad que tengan las personas están en continua evolución, y los aspectos de hoy podrían no ser los mismos de mañana. Así que interésate por sus pasatiempos, gustos, miedos, o dudas, eso sí respetando su espacio e intimidad.

2.- Evita presionar. Algunos niños son más reservados y debes ir creando un ritmo con ellos; pregúntale sobre su día y anímalo a reflexionar acerca de lo que vivió, así sea bueno o malo, todo deja una enseñanza; ayúdalo a que la encuentre. Para que entren en una grata conversación, tú también debes contarle tus cosas y buscar que no sea una entrevista en la que solo lo cuestionas, sino una conversación en la que él expresa sus ideas con claridad y confianza.

3.- Sus gustos e intereses no deben ser ajenos a ti. Es bueno que tu niño pueda hablar de sus planes y preguntarte sobre lo que no sabe. Trata de despejar siempre los por qué de lo que te pregunta, eso ayuda a que, desde pequeños, tengan una visión más amplia de sus intereses y a que entiendan su perspectiva de vida.

No te olvides de esto: ¿Enseñas valores a tus hijos?

4.- Nunca vayas con un no rotundo y sin explicaciones, siempre debes darle razones a tu hijo del porqué de ese no y tratar de encontrar un punto de entendimiento. Así sabrás qué lo motiva, inspira o quiere, y abrirás una puerta para que te tenga confianza y sepa que lo comprendes. Lo ayudarás a ser más abierto y espontáneo con los demás.

5.- Aprende a escuchar. Una buena comunicación se basa en escucharse mutuamente. Esto fomenta los valores en la relación entre padre e hijos, y conocerás cuáles son esas cosas que le molestan, o qué problemas tiene en su entorno, y qué es en realidad lo que piensa.

6.- No traiciones su confianza. Cuando te pida que no cuentes algo que te confía no lo hagas y procura la mayor sinceridad posible para tener una buena comunicación con tus hijos.

Lee también: Tips para mejorar la relación con tus hijos

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp