12 a 24 meses

Recomendaciones para tener un Halloween seguro

/ 2 de Octubre de 2006
Recomendaciones para tener un Halloween seguro        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Tenga en cuenta algunas recomendaciones para proteger a los niños en esta celebración y evite que esta festividad se transforme en una pesadilla.

Esta es un día muy especial para los niños. Durante este mes sólo piensan en disfrazarse, comer dulces y asistir a fiestas infantiles. El ‘triqui, triqui’ se convierte en su himno de batalla y su objetivo es conseguir un botín muy azucarado.

Pero, mientras los pequeños planean divertirse, algunas personas aprovechan estas fechas para llevar a cabo actos criminales. Hay quienes practican ritos satánicos con menores de edad y otros realizan raptos mediante engaños, sobre todo con los dulces.

La Policía de Menores de Bogotá hace una serie de recomendaciones a los padres para proteger a los niños en esta celebración.

Cualquier tipo de información que tenga sobre actividades extrañas, infórmelo a la Policía Nacional, a través del 112 o al grupo de Policía de Menores de Bogotá, al teléfono 3282000, extensión 257, para que el Halloween no se convierta en una historia de terror.

Tenga en cuenta para este día

  • No permita que los menores salgan sin la compañía de un adulto responsable.
  • Instruya a los niños para que no hablen con personas desconocidas y no reciban nada de ellas.
  • No asista con menores de cinco años a sitios de gran congestión como centros comerciales, pues se pueden asfixiar o extraviar.
  • No admita que estén en la calle hasta muy tarde.
  • No deje que los niños crucen las calles solos.
  • Asegúrese de que el papel de los dulces no esté roto y no los acepte si están abiertos o tienen apariencia de viejos.
  • Haga una tarjeta para ponérsela al niño, en el que debe decir el nombre, en dónde vive y cuál es el teléfono de contacto. Esto puede ser útil si se pierde.
  • Pida dulces cerca de su casa y no permita que el niño entre a una vivienda desconocida.
  • Recuerde que la pólvora está prohibida en algunas ciudades y no es recomendable usarla, sobre todo si hay niños cerca.
  • Evite que los niños utilicen elementos que los pongan en situación de peligro, como ganchos o alfileres que se les puedan enterrar.

No a excesos

La nutricionista Sandra Morales advierte que los niños no deben excederse en el consumo de dulces. Esto puede provocarles aumento de peso o trastornos gastrointestinales como vómito, distensión abdominal, inflamación de colon, flatulencia o diarrea.

“Deben ingerir máximo dos dulces por día”, señala la nutricionista.

En el consumo de dulces también deben tomarse medidas de seguridad. En el caso de los menores de tres años, las crispetas, las gomas, los dulces duros, las uvas y los chicles pueden resultar peligrosos. Las galletas, las gelatinas, los chomelos y los helados son más seguros.

En cuanto a la salud oral, explica la odontopediatra María Esperanza Carvajal, la ingesta frecuente de dulces —que son carbohidratos— provoca la disminución del pH de la saliva que, al volverse ácida, favorece la multiplicación de las bacterias en la boca, las cuales forman más ácidos al metabolizar el azúcar. Este proceso conduce al desarrollo de caries dental.

“Son más nocivos los dulces pegajosos porque se adhieren a los dientes y duran más tiempo en la boca”, dice Carvajal.

Compartir artículo: Whatsapp