12 a 24 meses

Tener una casa segura protegerá a tu pequeño de tener accidentes

Con una infografía te mostramos los puntos que debes asegurar en tu hogar para no tener accidentes.

/ 1 de Diciembre de 2016
Tener una casa segura protegerá a tu pequeño de tener accidentes        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

 

¿Morir por un accidente en el hogar? Tal fue el caso de Elsie, la hija de 3 años del exjugador de la NFL (National Football League o en español, Liga Nacional de Fútbol Americano), Reno Mahe, quien fue hallada en su casa en Utah el pasado 22 de noviembre en estado avanzado de asfixia a causa de haberse enredado el cuello con los cordones de una persiana.

 La pequeña fue diagnosticada, a través de dos exámenes neurológicos, con muerte cerebral y en la tarde de ayer falleció.  El exjugador y su esposa Sunny anunciaron en sus redes sociales que los órganos de la niña serían donados.

Casos como el de esta pequeña son innumerables y aunque muchas veces se trate de buscar culpables, lo importante es que como padres y cuidadores, se generen entornos seguros y protegidos desde la prevención.

Cuando los niños están en su etapa exploratoria aún no dimensionan el peligro. Las situaciones que pueden presentarse son diversas: caerse, ingerir sustancias tóxicas, lastimarse su cuerpo, quemarse y la lista podría ser infinitiva, pues muchas cosas podrían desencadenar un  accidente casero que puede causar hasta la muerte de los pequeños.

Una buena forma de empezar es identificando los potenciales peligros que puedes tener en el hogar con esta infografía: Casa segura para niños protegidos

Tres recomendaciones esenciales

1.       Comenzando a explorar. Cuando tu hijo ya gatea o camina (si ya da los primeros pasos) la casa debe volverse más y más segura para ellos, pues el momento en que empiezan a explorar cada rincón y así, probar sus nuevas habilidades físicas. Entonces, es el momento de extremar las medidas de seguridad. Raspones, morados y chichones producto de las continuas caídas serán el resultado de las aventuras en que se embarcará su pequeño explorador.

2.       Ojó con los arriesgados.Aunque algunos bebés se vuelven precavidos durante algunos días mientras toman un nuevo impulso y proceden con cuidado, otros siguen su marcha hasta alcanzar el objetivo propuesto sin importar el número de caídas, tropiezos y ratos desagradables. Esto no está mal, pero debe ponerte alerta para evitar accidentes; es mejor prevenir.

3.       Un lugar protegido. Cuando el niño deambule por ahí, es ideal que lo haga en un lugar seguro. En la alfombra no hay problema, pero sí en las escaleras o en un piso húmedo y resbaladizo. De igual forma, los bordes de un sofá no son tan peligrosos como las esquinas de una mesa.

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp