12 a 24 meses

Padres de Charlie, a la espera de la decisión del Tribunal inglés

Los padres del pequeño Charlie siguen con la esperanza de que el juez permita que su hijo reciba tratamiento fuera de Londres.

/ 13 de Julio de 2017
Padres de Charlie, a la espera de la decisión del Tribunal inglés        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

La lucha de los padres de Charlie Gard aún no da resultados, por lo que siguen a la espera de que el Tribunal Superior Inglés decida sobre la vida del pequeño Charlie, resolución que debía conocerse hoy, y que de nuevo fue aplazada. Al respecto, el juez Nicholas Francis, encargado del caso, expresó que hoy no se conocerá su decisión final.

Las pruebas presentadas durante la audiencia por los abogados de Connie Yates y Chris Gard, padres del menor, deben estudiarse en el menor tiempo posible, según lo mencionado por el juez británico. Además, Francis dijo: “si hay nuevas pruebas importantes que sugieran el cambio de mi decisión, entonces la cambiaré”.

Descubre aquí: Los exámenes para descartar anomalías en el bebé

Antes de ingresar a la audiencia, los padres resaltaron que su hijo continúa ‘luchando’, por lo que aseguran que no se rendirán. Sin embargo, dentro del juzgado ocurrió una discusión con el juez, quien insistió en que si no se observa alguna mejoría médica en el pequeño, no valía la pena sostenerlo con vida.

Esta es la extraña enfermedad que padece el pequeño 

Charlie Gard, que hoy tiene hoy 11 meses de edad, nació normal, pero a los dos meses, su salud empezó a deteriorarse, al punto de llegar a la sala de cuidados intensivos del hospital infantil Great Ormond Street, de Londres, de donde no ha vuelto a salir, ya que su vida se ha ido apagando debido a la grave y extraña enfermedad que padece.

Se trata del síndrome de depleción del ADN mitocondrial, una enfermedad de origen genético, de la cual se conocen, con Charlie, 17 casos en el mundo. Dicha anomalía se traduce en un agotamiento del ADN mitocondrial, que el niño británico heredó a través de un gen defectuoso conocido como RRM2B, del que sus padres, ambos, son portadores y que le provocó la enfermedad.

Dicha mutación afecta a las mitocondrias, los organelos celulares que producen energía, por lo que, literalmente, el niño se está ‘apagando’. La enfermedad produce una debilidad muscular progresiva con daño cerebral severo, que tiene a Charlie sin oír, ver, respirar por sí solo y con la imposibilidad de moverse.

Cabe destacar que, en Estados Unidos, se adelanta un tratamiento experimental para enfermedades de este tipo, que ha mejorado, en parte la vida de un niño de 6 años, el pequeño que más ha vivido tras ser diagnosticado con la enfermedad, gracias a ese tratamiento, el pequeño ha podido recuperar levemente, el movimiento de sus extremidades y se hace entender con algunos sonidos.

Al respecto, los científicos y médicos dicen que ésta podría ser una opción para Charlie, pero el diagnóstico es muy tímido en sus resultados, sin embargo, es la tabla de salvación que los padres de Charlie, ven para conservarlo con vida.

Tema relacionado: ¿Cómo superar el drama de tener un hijo con una malformación?

 

 

Compartir artículo: Whatsapp