12 a 24 meses

Las cuidadoras o nanas deben ser capacitadas en la seguridad y el desarrollo de los niños

/ 31 de Agosto de 2010
Las cuidadoras o nanas deben ser capacitadas en la seguridad y el desarrollo de los niños        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Las personas que cuidan de los niños deben ser seleccionadas de acuerdo con la edad del pequeños y sus necesidades.


Isabel Rodríguez, terapeuta ocupacional, directora de Construir Familia, asegura que una de las grandes ventajas que obtienen los padres al tener una cuidadora capacitada es la seguridad, pues ellas saben cómo prevenir y actuar frente a las emergencias.


María Carolina Borrás es mamá de Tomás, un bebé de 6 meses, y cuenta con una cuidadora desde el primer mes. Para ella su presencia en casa ha sido de gran ayuda, pues su familia no está cerca y es madre primeriza. “Yo necesitaba una persona capacitada, no podía ser alguien que no tuviera conocimientos. Eso me da una gran seguridad”.


Como María Carolina, John Alexander Pinzón, otro padre de familia, asegura que, además de atender las necesidades básicas de los niños, las cuidadoras enseñan aspectos del bebé a los padres, como la estimulación. “Se les ven los resultados cuando una persona capacitada los cuida”, señala este papá.


Y es que la atención de los niños no puede dejarse en manos de alguien que no tenga conocimientos. Esto ha hecho que se creen empresas dedicadas a capacitar personas en el cuidado infantil e, incluso, que los miembros de la familia que cumplen esta función se preparen.


¿Qué debe tener una cuidadora?
“Las cuidadoras deben conocer las etapas de desarrollo de los niños, pero su valor agregado es que no se quedan ahí”, señala el psicoterapeuta Felipe Parra. Según el especialista, son personas que integran a las familias; hacen observaciones mucho más amplias de las situaciones y así mejoran las relaciones en el hogar y saben cómo superar obstáculos.


Isabel Rodríguez aconseja que, para seleccionar a quien cuide de los niños, se tengan en cuenta aspectos como:
*Verificar referencias, llamar, preguntar cómo llegó la persona a la casa, de qué manera se contrató y por qué dejó de trabajar en ese lugar.
*Verificar firmas.
*Las empresas dedicadas a esta función, como Construir Familia, comprueban que los diplomas y certificados estén registrados y sus instituciones de formación sean verídicos. Además, hacen visita domiciliaria e investigan sus antecedentes disciplinarios.


Qué piden los padres
Cada hogar exige un perfil de cuidadora. De acuerdo con Isabel Rodríguez, esto depende de la edad del pequeño y la necesidad de la familia. Por ejemplo, cuando la mamá es primeriza y está a punto de dar a luz, busca quién la guíe para tener una lactancia exitosa, la acompañe a controles con el pediatra y esté atenta a la salud y los cuidados del neonato. Generalmente, estas funciones están en manos de una auxiliar de enfermería. “Muchas veces los padres piden que sea una señora que pase de los 40 o 50 años, pues tienen más experiencia”.
Pero si los niños ya están en la etapa preescolar, quien los cuide puede ser una pedagoga que guíe sus tareas y conozca las necesidades del niño. Además, los padres piden mujeres jóvenes que sigan el ritmo y los juegos. O nanas, para los niños más grandes, que sean una compañía. También existen hogares que buscan cuidadoras bilingües.
Garantizar que ella y la familia tengan un perfil afín favorece la estadía por largo tiempo en casa, pues no es aconsejable que se cambie con frecuencia de cuidador, por la seguridad del niño y los lazos afectivos que se crean.

 

www.construirfamilia.com

 

Vea un video con testimonios de padres de familia, cuidadoras y especialistas. 

 

Por Edna Juliana Rojas H.

Redactora ABC del bebé

Compartir artículo: Whatsapp