12 a 24 meses

Método extranjero podría ayudar a eliminar las alergias en los niños

Combina acupuntura o acupresión, alopatía, quiropráctica y kinesiología.

/ 19 de Junio de 2012
Método extranjero podría ayudar a eliminar las alergias en los niños        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Nueve años. No podía ir a una piscina y permanecía con sacos que cubrían sus muñecas y su cuello. La razón: una alergia que afectaba fuertemente el abdomen y generaba un brote en todo el cuerpo.
Así era la vida de Juan, un niño que duró cuatro años en medio de doctores, terapias, cremas e inhaladores. Incluso, fue hospitalizado una vez con un diagnóstico de triada del paciente atópico: rinitis, asma bronquial y dermatitis atópica.
Aunque, después de hacer tratamientos con alergólogos y neumólogos, tuvo mejoría temporal, solo este año se le practicó una terapia que Andrea, su mamá, cataloga como la más exitosa, con una mejoría de un 95 por ciento.
Se trata de Naet (Nambudripad’s Allergy Elimination Techniques), una técnica descubierta por la doctora hindú Devi S. Nambudripad y originada en Estados Unidos hace casi 29 años. A raíz de vivir en carne propia alergias que afectaron su salud, Devi investigó y elaboró el método para usarlo en otros pacientes.
Es una técnica no invasiva que busca tratar todo tipo de alergias para conseguir un balance energético del organismo, a través de pruebas y tratamientos procedentes de la acupuntura o acupresión, alopatía, quiropráctica, nutrición y kinesiología.
¿Cómo funciona?
En la primera cita, se abre una historia clínica y se hace un chequeo general, con antecedentes familiares y síntomas.
Luego, se debe desensibilizar el cuerpo a 15 sustancias básicas (ver recuadro), que son las que generalmente ocasionan enfermedades y alergias a los individuos, explica Azora Losada Conde, fisioterapeuta colombiana y experta en la técnica.
La mexicana Mónica Noviello, especialista en terapias alternativas, magíster en Nutrición y representante de Naet para México y Latinoamérica, explica el proceso de desensibilización: “Trabajamos con tubos que guardan una solución homeopática de las diferentes sustancias. El paciente debe sostenerlo, mientras el especialista determina si una persona es alérgica a determinada sustancia. Para ello, usamos la respuesta muscular, también conocida como kinesiología aplicada. Es decir, probamos la fuerza de un músculo indicador; si este pierde fuerza, la persona es alérgica a esta sustancia”. Esto, según Losada, mide diferentes puntos de energía del cuerpo para saber cuál está más afectado por el alergeno.
Después, para realizar el tratamiento, se estimulan, con instrumentos quiroprácticos, ciertos puntos cercanos a la columna o la espalda. La idea, dice Noviello, “es cambiar la información a nivel del sistema nervioso central. Y, una vez está fuerte el músculo, reforzamos o cerramos el tratamiento con los puntos de acupuntura que están en las extremidades del cuerpo (manos, brazos, piernas y pies)”.
Por último, el paciente debe evitar tener contacto o ingerir la sustancia tratada durante las 25 horas siguientes. Incluso, se le da una dieta especial, según el caso, para que el tratamiento tenga éxito.
Los niños menores de 7 años deben asistir a la terapia con sus padres, quienes funcionan como cable conductor de la energía del niño. Según la experta mexicana, “los pequeños no hacen la fuerza muscular que se necesita, entonces el adulto nos sirve como sustituto, recibe la terapia por su hijo y se genera el mismo resultado”.
Esta terapia debe hacerse una vez por cada sustancia, alrededor de dos o tres veces por semana. Es decir, como mínimo, en 15 sesiones y, si es alérgico a otra sustancia, tener más sesiones.
Tratando las 15 sustancias básicas, las personas podrían mejorar en un 80 por ciento, indica Noviello. Para Losada, el porcentaje es de 95 a 100 por ciento, aunque enfatiza en que la mayoría de personas desertan del tratamiento por la falta de constancia para asistir y mantener una alimentación sana.
Sana alimentación
Las recomendaciones generales de las expertas son consumir comida orgánica, vegetal y fresca, libre de pesticidas; carnes tratadas con procesos especiales, peces de aguas profundas, etc., y evitar alimentos industrializados con saborizantes, azúcares o químicos.
Sea precavido
Algunos médicos critican las terapias alternativas y señalan que a veces no hay pruebas científicas de su efectividad. El alergólogo Eduardo de Zubiría aconseja “ser muy cuidadoso al acudir a estos métodos, evaluar los efectos secundarios y, si lo decide, escoger a un profesional acreditado en el tema”.

 

 

Compartir artículo: Whatsapp

Artículos relacionados sobre 12 a 24 meses