12 a 24 meses

Se han disparado los brotes de varicela en lugares con hacinamiento

/ 2 de Noviembre de 2010
Se han disparado los brotes de varicela en lugares con hacinamiento        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Los expertos señalan algunos consejos sobre cómo prevenir y tratar esta enfermedad en los niños.

 

En Colombia se han prendido las alarmas frente a la varicela. Esto se debe a que el número de personas contagiadas en el país va en aumento. Según el Instituto Nacional de Salud, en el 2008 se reportaron 74.155 casos, entre adultos y niños, y el año pasado se registraron 74.377, es decir, 222 casos más.


“Es una enfermedad infecciosa muy contagiosa, que se produce por el virus de la varicela zoster, el cual se transmite de persona a persona, especialmente a través de secreciones en la vía respiratoria”, explica Silvia Bello, enfermera y líder de inmunización de Compensar.


De acuerdo con esta experta, los pequeños deben tener un estado nutricional óptimo para que puedan responder mejor a la enfermedad, en caso de que se presente, y para que tengan un sistema inmune adecuado; además, es vital acostumbrarlos a lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño, utilizar tapabocas cuando tengan infecciones respiratorias y protegerse la boca con el codo interno del brazo al momento de toser o estornudar. Así mismo, los padres deben vigilar que los niños tengan siempre la nariz despejada. Esta debe ser sonada mínimo dos veces al día con pañuelos desechables. “También es importante asegurarse de que los menores tengan todas las vacunas al día, incluyendo la de la varicela”, añade la especialista.


El Comité de Prácticas de Inmunización del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades –CDC (por sus siglas en inglés), de Estados Unidos– recomienda a todos los adultos y niños mayores de 1 año aplicarse la vacuna en dos dosis, con un intervalo mínimo de 3 meses entre una y otra.


Síntomas y tratamiento
La varicela tiene varias fases. Primero se siente cansancio y malestar general, acompañado de fiebre. Estos síntomas se manifiestan, en promedio, hasta por 15 días, tiempo que se conoce como periodo de incubación, dado que el virus se está multiplicando.
Luego, aparece una erupción, que se distribuye por todo el cuerpo. Es así como el paciente nota la aparición de vesículas en la piel (ampollas pequeñas), que producen picazón. Cuando la persona se rasca, aumenta el riesgo de infección.
Al cabo de un tiempo, estas vesículas se convierten en costras (etapa de resolución de la enfermedad). El enfermo requiere de tres semanas a un mes de incapacidad.

Recomendaciones básicas para padres
Según Oswaldo José Mercado, médico pediatra, cuando un niño tiene varicela debe ser aislado, para evitar contagios.
Para el experto, también hay que estar atento a señales
de alerta, como fiebre intermitente y persistente, dificultad respiratoria, rechazo a la vía oral y sangrado. En ese caso, se debe acudir inmediatamente al médico.
Además, utilizar ropa de fibra natural que no moleste la piel, hidratarse, acudir al baño diario y colocarles a los niños pequeños un mitón en las manos, para que no se rasquen.
En cuanto al tratamiento,
se recomienda manejo de síntomas. La fiebre debe tratarse con antipiréticos y la picazón con antihistamínicos.

250 lesiones cutáneas

Aparecen en todo el cuerpo a causa de la varicela. Estas pequeñas erupciones son rojas y causan picazón.
Pueden, incluso, llegar hasta 500 vesículas o ampollas en el cuerpo de una persona contagiada con
la enfermedad.

 

Diana Bello Aristizábal
Redacción ABC del bebé

Compartir artículo: Whatsapp