24 a 48 meses

Pautas para asegurar que su hijo vea programas de televisión apropiados

El desarrollo de la televisión infantil se ha fortalecido en Colombia

/ 27 de Enero de 2012
Pautas para asegurar que su hijo vea programas de televisión apropiados        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Así como hay juguetes, ropa, comida y accesorios diseñados solo para los niños, hace algunos años se comenzó a crear una programación televisiva exclusiva para ellos.
Para un pequeño, desde el primer mes hasta los 5 u 8 años de edad, todo es nuevo. Ve el mundo de una manera diferente a la de un adulto. Esta necesidad generó la oportunidad de crear espacios donde los niños no solo vieran programas de televisión para ellos, sino que estos fueran el medio para que ellos se educaran y entretuvieran al mismo tiempo, dice Ángela Recio Sondon, vicepresidenta y directora de Discovery Kids, canal infantil que ya tiene 15 años.
Es decir, la idea de las franjas infantiles en la actualidad, en algunos canales nacionales e internacionales, se enfatiza en cómo generar aprendizaje a través del entretenimiento, a partir de un lenguaje que sea visual y auditivamente atractivo, apropiado para la edad y sin contenidos violentos.
“No es solo el hecho de tener una franja; es crear todo un ambiente. Para nosotros, es importante tener programación que enfatice el desarrollo social y educativo”, dice Sondon.
No cabe duda de que la televisión es el medio que más les gusta los pequeños, aunque un estudio hecho por Arena, empresa perteneciente a la multinacional Havas Media Group,  en Colombia, indica que Internet podría destronarlo, pues 24 por ciento de los niños dejan de ver TV por estar en la Red.

En Colombia
Años atrás la oferta estaba principalmente compuesta por contenido infantil extranjero. Hoy, operadores públicos y privados desarrollan programas con calidad dirigidos a esta audiencia.
Esto, según Eduardo Osorio, director de la Comisión Nacional de Televisión (CNTV), “ha sido posible gracias al cumplimiento del Acuerdo 9 de 2007, el cual estableció la obligación de destinar un porcentaje mínimo de recursos del Fondo para el Desarrollo de la Televisión en la financiación de la televisión infantil”.
Además, la comisión ha realizado, en asociación con diferentes instituciones educativas del país, investigaciones, análisis y proyectos para el fomento de la televisión infantil con calidad, como la Muestra Iberoamericana de Televisión Infantil, que se realiza anualmente desde el año 2009 en alianza con el Ministerio de Cultura.
“Este evento apunta al fomento en la industria audiovisual de contenidos infantiles, de tal modo que las producciones nacionales puedan ser llevadas con éxito a mercados internacionales, y a que se consolide un espacio de diálogo sobre la identificación de las expectativas de las audiencias y la recepción y uso de los contenidos por parte del público infantil”, explica Osorio.
También se han hecho convocatorias de Estímulos para la Televisión, para incentivar la calidad y competitividad a nivel nacional e internacional de las producciones audiovisuales colombianas y géneros documental e infantil, y capacitaciones dirigidas al desarrollo de proyectos para el género.

En casa…
Según Ángela Recio Sondon, “el poder de la televisión o del arte audiovisual nos expone a todos a diferentes experiencias; es decir, a través de la pantalla el niño puede conocer contenidos de hace muchos años, como cuando el hombre llegó por primera vez a la luna. Este medio despierta ciertas cosas en el ser humano que pueden ser muy positivas”.
Las pautas para asegurarse de que el niño vea una programación adecuada, dice el comisionado, es responsabilidad del Estado, los canales de televisión, los padres de familia y las instituciones educativas.
En el caso del Estado, “este regula y al respecto, la Comisión, desde la oficina de Contenidos y Defensoría del Televidente, vigila el cumplimiento de la ley de infancia en los contenidos televisivos. Por su parte, los canales deben cumplir con esta ley, las franjas de audiencia y el compromiso de responsabilidad social que tienen con nuestra sociedad”.
Los padres de familia, añade, son quienes dentro de su hogar deben generar reflexión frente a los contenidos que se emiten por televisión, ya sea en el momento en que se está viendo TV o con posterioridad. Es fundamental, ya que de ellos depende la formación, la personalidad y el carácter que adquieren sus hijos.
“También podrían ponerse reglas claras frente al uso que la familia debe darle a la TV, pero para esto es importante que los padres se informen, conozcan las franjas de audiencia, tanto la infantil como la familiar, que es en la que preferiblemente el menor debe estar acompañado de sus padres o de un adulto responsable conocedores de la normatividad que al respecto ha expedido el Estado y los incentivos que se han desarrollado”.
Para Sondon, los adultos deberían ver la televisión con sus hijos para que sean conscientes de cuál es el contenido. El control del acceso a este medio es fundamental y siempre será responsabilidad del adulto. “La televisión es solo una herramienta más para ayudar a los padres en el desarrollo de sus hijos. Pero no por eso se tienen que privar de hacer otras actividades saludables como salir al parque”, añade.
Las instituciones educativas, por su parte, deben respaldar la labor de los anteriores actores para darle un uso educativo a la televisión, realizando
actividades que incentiven y promuevan la aplicación de valores y principios.

Nada de pantallas antes de los 2 años
La televisión solo puede ser vista a partir de los 2 años de edad, sostiene la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés).
Según la academia, el impacto de estos productos mediáticos puede ser peligroso y afectar el desarrollo del niño porque este no entiende el contenido.
Cuando la televisión está encendida, los padres hablan menos con sus hijos. Hay alguna evidencia científica que muestra que mientras menos tiempo se le dedica a un niño, más pobre es su lenguaje.
En este sentido, ni siquiera aquellos que son educativos son promotores de la estimulación y el desarrollo intelectual y social del pequeño, dice la academia.
Por su parte, Ángela Recio Sondon, vicepresidenta y directora de Discovery Kids, no cuestiona la opinión de los médicos. Dice que la televisión puede aportar al desarrollo del niño, “siempre y cuando se evalúe a qué están expuestos”. Aclara que el canal Discovery Kids tiene una target para niños casi de 4 años en adelante y que el criterio de la intensidad y el tiempo en que los niños deben ver televisión es de los padres.
Expertos recomiendan que no pasen más de dos horas frente a las pantallas en general.

Dentro del canal
Ángela Recio Sondon, vicepresidenta y directora de Discovery Kids, dice que cuando se crea un programa infantil, cada productor hace su propia investigación. Según ella, “nosotros buscamos, como programadores, asegurarnos de que dentro del ambiente que creamos haya una combinación de diferentes formas de educación que forman parte del currículum del canal. Dependiendo del programa y los contenidos, así vamos buscando los nuevos”.  Los contenidos que los padres busquen para sus hijos, dice, deben tener originalidad, buenas historias y personajes, animaciones llamativas y sofisticadas, con el objetivo de que el niño pueda comprender y aprender.

 

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp

Artículos relacionados sobre 24 a 48 meses

Cómo criar a niños felices / Televisión sin orientación es...

Cómo criar a niños felices / Televisión sin orientación es...        
 

No permita que el televisor se vuelva el mejor amigo de su hijo

No permita que el televisor se vuelva el mejor amigo de su hijo