Nutrición

Los lácteos son clave para el crecimiento y la formación de los huesos

Un alimento básico en la nutrición de los niños

/ 6 de Julio de 2012
Los lácteos son clave para el crecimiento y la formación de los huesos        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

La leche y sus derivados son un alimento imprescindible en la dieta de los niños. ABC del bebé consultó a la nutricionista Eloína Fernandez, docente de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Mayor de Chile, sobre las propiedades y la importancia de estos en los niños de dos años.

¿Cuál es la importancia de la leche en los niños?

La leche constituye un alimento básico en la nutrición humana, por el aporte de macro y micronutrientes como son las proteínas de alto valor biológico y el calcio.

Durante el primer año de vida la leche materna es fundamental, ya que cuenta con todo los nutrientes necesarios para un óptimo crecimiento y desarrollo del niño. Posteriormente, es reemplazada por leche de vaca y la alimentación se complementa con alimentos sólidos, para lograr una alimentación completa y balanceada.

¿Cuáles son las propiedades de los lácteos que hacen que sean tan importantes en los niños?

Los lácteos, al ser alimentos de origen animal, son fuente de proteínas de alto valor biológico, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales que requiere el organismo en todo el ciclo vital.

En periodos de crecimiento acelerado como en los niños, las necesidades de proteínas, y por ende de aminoácidos, aumentan. Las proteínas son un macronutriente esencial para la formación de músculos, huesos y tejidos, síntesis de hormonas y enzimas, entre otras funciones importantes. Por lo tanto, las proteínas consumidas a través de los lácteos en cantidades adecuadas, permiten en los niños un crecimiento y desarrollo adecuado.

¿Cuál es la relación entre el consumo de lácteos y los huesos?

Los lácteos son la fuente más importante de calcio en la dieta y el consumo de calcio en las cantidades recomendadas se relaciona con la formación de huesos sanos y fuertes. Si, por el contrario, tenemos un consumo deficiente, el calcio en la sangre puede caer por debajo de los valores normales y el organismo extraerá el calcio de los huesos para mantener el nivel adecuado, esto, con el tiempo, debilita los huesos y produce una masa ósea disminuida y aumentando el riesgo de padecer enfermedades como la osteopenia, y en etapas más avanzadas, osteoporosis.

¿Cuál es la porción adecuada de lácteos en los niños de dos años?

Un niño entre 1 y 3 años, según la Dietary Recommended Intake (DRI), debe recibir 13 gramos de proteínas y 500 miligramos de calcio diariamente para mantener un crecimiento y desarrollo en rangos de normalidad. Si consideramos que el 70% de estas proteínas y el 100% del calcio proviene de los lácteos, la recomendación para estas edades es de 3 porciones de lácteos al día (1 porción equivale a 200 miligramos de leche líquida o 1 yogurt o 1 rebanada de queso).

La Academia Americana de Pediatría recomienda el uso de lácteos parcialmente descremados o descremados a partir del año de edad, considerando el estado nutricional del niño.

¿Es buena la leche en polvo?

La leche líquida y la leche en polvo tiene las mismas propiedades nutricionales, sin embargo, una consideración importante es la reconstitución de la leche en polvo, se recomienda que la dilución sea según las instrucciones del envase, ya que si se diluye a menor porcentaje, se esta entregando un lácteo que no contiene la cantidad suficiente de proteína y calcio.

¿Qué consecuencias puede traer la falta de lácteos en la dieta de un niño de dos años?

Aproximadamente el 70 por ciento de los requerimientos de proteína y el 100 por ciento de las necesidades de calcio en un niño de 2 años deben ser cubiertas por los lácteos, por lo que la falta de consumo se puede traducir en una desnutrición proteica con consecuencias metabólicas como una estatura disminuida y un estado nutricional alterado.

La falta de calcio puede traer como consecuencia la formación de huesos frágiles y una masa ósea anormal, aumentando el riesgo en esos niños de tener en la vida adulta osteoporosis (enfermedad crónica caracterizada por deformación y fractura de los huesos).

¿Cuáles son los lácteos ideales en la dieta de un niño de dos años?

Se recomienda el uso de lácteos en general; lo que realmente importa es lograr el consumo en cantidad y calidad suficiente durante toda la vida.

¿Existen algunos lácteos que no sean recomendables para los niños?

En condiciones normales, no; pero existen algunas patologías de base, como la alergia a las proteínas de la leche de vaca, donde los niños diagnosticados deben reemplazar los lácteos por leches especiales que no provocan reacción alérgica.

Otra situación especial se encuentra en los niños que son intolerantes a la lactosa (azúcar de la leche), estos niños suelen rechazar la leche, pero toleran bien el yogurt, por el proceso de fermentación que tiene la lactosa en este alimento.

Actualmente la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda lácteos sin lactosa en aquellos niños con intolerancia, en ningún caso recomienda sacar los lácteos de la dieta del niño.

Es importante que ante cualquiera de estas intolerancias o dietas especiales acuda al pediatra o a la nutricionista para que el equipo médico le indique la mejor opción de alimentación para el niño.

 

Regrese a nuestro especial "Nutrición y desarrollo de los niños"

 

Imagen tomada de freedigitalphotos.net

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp

Artículos relacionados sobre Nutrición