24 a 48 meses

Conozca la realidad de los mitos que giran alrededor de la diabetes

/ 11 de Noviembre de 2008
Conozca la realidad de los mitos que giran alrededor de la diabetes        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Aunque la gene no lo crea, las mujeres embarazadas que padecen esta enfermedad sí pueden embarazarse. Además, la diabetes no aparece por comer dulces.


El próximo viernes 14 de noviembre, el mundo celebra el Día de la Diabetes. La más frecuente es la del tipo 2, que aparece por hábitos como mala alimentación y sedentarismo. Aunque generalmente ataca a la población obesa mayor de 40 años, ha empezado a presentarse en los niños. Uno de los aspectos más importantes para prevenirla, es conocerla. Ana Beatriz Rossi, ex directora de la Fundación Colombiana de Diabetes rompe algunos mitos:


¿La diabetes aparece por comer dulces?
La diabetes no aparece directamente porque se coman dulces. El tipo 2, es consecuencia de una serie de factores que se vinculan con los malos hábitos de vida. Cuando una persona come con frecuencia comidas cargadas de calorías como hamburguesas, gaseosas o helados, inevitablemente terminará obesa. Los países de occidente se caracterizan por una mala dieta y la falta de ejercicio. Eso es lo que lleva a una resistencia a la insulina, que es la encargada de regular los niveles de glucosa en la sangre.

 

Las mujeres con diabetes no pueden embarazarse.
Falso. Sí pueden, pero deben estar bien controladas, con los niveles de glucemia en sangre dentro de límites normales, por lo menos seis meses antes. Deben tener controles frecuentes y examenes específicos con expertos.


¿Las personas con diabetes solo pueden comer productos dietéticos?
No. También pueden comer otros alimentos.
La comida que ingiere el diabético es la común y corriente distribuida a lo largo del día en el desayuno, medias nueves, almuerzo, onces, comida y refrigerio para dormir y permitir que sus niveles de glicemia sean más estables. Los productos ‘light’ deben ser indicados por la nutricionista o el médico tratante, debido a que muchas veces pueden contener un porcentaje de carbohidratos y azúcares, mucho mayor del que se cree.

 

Los diabéticos no pueden comer dulce.
El azúcar, panela o miel suben rápidamente los niveles de glucosa en la sangre, por lo tanto no se aconseja su consumo con regularidad. En su lugar se recomienda sustituirlos por endulzantes no calóricos como sacarina sódica, aspartame o sucralosa para que la persona siga disfrutando del sabor dulce; deben ser indicados por una nutricionista.
Sin embargo, un niño podría comerse una torta de cumpleaños y compensarlo más adelante consumiendo alimentos menos calóricos.

 

Por Edna Juliana Rojas

Redactora ABC del bebé

Compartir artículo: Whatsapp