24 a 48 meses

La artritis reumatoide también afecta a los niños

/ 4 de Septiembre de 2007
La artritis reumatoide también afecta a los niños        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Las enfermedades reumáticas también se presentan en población infantil. Sin embargo, pocos pediatras están entrenados para diagnosticarla y tratarla.

Rigidez articular en horas de la mañana que mejora en el transcurso del día, inflamación de las articulaciones (codos, hombros, rodillas), pérdida gradual de la habilidad para hacer ciertas actividades y cambios en el movimiento (el niño comienza a caminar raro) son señales que pueden indicar la presencia de una enfermedad reumática en los infantes, como la artritis.

“Es el pequeño que se levanta como un robot –rígido–, no manifiesta dolor y con la actividad física mejora”, afirma el pediatra reumatólogo Carlos Olmos.

Sin embargo, advierte el especialista, este tipo de enfermedades inflamatorias en los niños se diagnostican tardíamente en el país porque el pediatra no está formado al respecto y pueden confundirse con patologías comunes como dolores músculo-esqueléticos, pie plano o elasticidad.

En el diagnóstico, dice Olmos, la historia clínica es clave. Según él, tres de cada 100 niños pueden presentarlas.

El reumatólogo Renato Guzmán afirma, por su parte, que la consulta de dolores articulares en los niños casi siempre pasa por médico general y luego por pediatra, quien muchas veces no está familiarizado con las patologías en mención.

Síntomas

La artritis reumatoide juvenil es la enfermedad inflamatoria que con mayor frecuencia se presenta en la población pediátrica.

“El niño que la tiene muestra cansancio, malestar, rigidez e inflamación de las articulaciones. Es importante reconocerla y tratarla a tiempo porque, de lo contrario, puede retardar el crecimiento del infante, deteriorar cartílagos y ligamentos y afectar el rendimiento escolar y deportivo del niño”, afirma el investigador y pediatra reumatólogo Daniel Lovell, del Cincinnati Children’s Hospital Medical Center (Estados Unidos).

Según el experto, esta artritis se manifiesta entre los 2 y los 16 años de edad. Puede afectar una sola articulación (el pequeño se golpea y le duele más de lo normal) o varias. En ciertos casos se acompaña de compromiso en la visión.

Tratamiento

Los medicamentos dependen de la severidad de la enfermedad. Existen antiinflamatorios que quitan el dolor, pero no cambian el curso de la enfermedad; los inmunosupresores, que evitan que progrese pero tienen efectos secundarios y un grupo de fármacos más recientes, conocidos como biológicos, que controlan los síntomas, bloquean la inflamación y la enfermedad parece detenerse. Sin embargo, son muy costosos y hasta ahora se conocen en el mercado.

Enfermedades reumáticas en niños

Se clasifican en problemas inflamatorios como artritis reumatoide juvenil, lupus (sistema inmune que ataca varios órganos del cuerpo) e inflamaciones musculares y de la piel, y otras autoinmunes que pueden aparecer como el síndrome de anticuerpos antifosfolípidos (niños que sufren accidentes cerebrovasculares). Aunque estas son poco comunes, es importante que se reconozcan y traten apropiadamente.

En Colombia, la artritis reumatoidea es la enfermedad autoinmune más frecuente y se presenta especialmente en las mujeres. Esta acorta, en 12 años, la expectativa de vida. Siempre consulte al reumatólogo.

Compartir artículo: Whatsapp