24 a 48 meses

Es época de infecciones respiratorias. Toma precauciones

Qué son, sus signos de alarma y cómo prevenirlas es clave para el cuidado de tu hijo.

/ 14 de Septiembre de 2016
Es época de infecciones respiratorias. Toma precauciones        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

 

Lo primero que los padres deben saber es: ¿qué es una infección respiratoria aguda (IRA)? Al respecto, el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia la define como el grupo de enfermedades que se producen en el aparato respiratorio, causadas por diferentes microrganismos como virus y bacterias, que comienzan de forma repentina y duran menos de dos semanas.

Esta es la infección más frecuente en el mundo y representa un importante tema de salud pública en nuestro país. La mayoría de esas infecciones, como el resfriado común, son leves, pero dependiendo del estado general de la persona pueden complicarse y llegar a amenazar la vida, como el caso de las neumonías.

Por ello, la prevención y los cuidados son clave para cuidar a tus pequeños de este tipo de malestares que suelen venir por temporadas a lo largo del año y que se agudizan en épocas de lluvia como la que se vive, por estos días en varios departamentos del país.

"Están divididas en dos: IRA de las vías respiratorias altas (oídos, nariz, garganta, amígdalas y tráquea) e IRA de las vías respiratorias bajas (pulmones)", asegura Hernando Villamizar Gómez, pediatra y neonatólogo, expresidente y actual asesor de la Sociedad Colombiana de Pediatría y de la Sociedad Latinoamericana de Pediatría.

Lee también: Enfermedades respiratorias

Villamizar explica que "la mayoría de infecciones respiratorias agudas son virales y por lo tanto no requiere tratamiento antibiótico. Por ello, es muy importante no automedicarse, pues esta acción puede ser nociva para el menor".

Según el experto, la más frecuente de las IRA es el resfriado común, o gripa, pues es autolimitado, es decir, dura cierto tiempo y desaparece por sí solo en un período de tres a cinco días. "En los niños se asocia regularmente a fiebre, lo cual se diferencia de los adultos, porque ellos tienen sus mecanismos de defensa apenas en desarrollo". El pequeño, además de la fiebre, también presenta tos, malestar general y rechazo hacia los alimentos que se le ofrecen.

"Cuando se presente cualquier infección respiratorias lo indicado es actuar con medidas de soporte y acompañamiento, como proporcionar líquidos, no abrigar excesivamente al niño, y, eventualmente, dar medicamentos para la fiebre y el malestar general, pero solo si son formulados por el pediatra", explica el especialista.

Te puede interesar: Ayude a su hijo a que respire tranquilo 

Situación nacional y local

La incidencia de los virus respiratorios en los dos últimos años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, muestra que en 2010, el virus sincitial respiratorio causó el 62 por ciento de los casos estudiados, seguido de Influenza AH1N1 (18 por ciento), parainfluenza (8 por ciento), influenza A estacional (6 por ciento), influenza B (3 por ciento) y adenovirus (3 por ciento).

La población más afectada es la de los menores de cinco años y los principales síntomas: fiebre, malestar general, congestión y secreción nasal; asimismo, se pueden presentar síntomas como tos, dolor de garganta, expectoración y dificultad para respirar.

Los índices de mortalidad indican que hasta la segunda semana de julio del presente año se registraron 2.386 muertes a nivel nacional por causa de estas enfermedades respiratorias, mientras que la medición en 2015 arrojó 1.352 decesos, por lo que el aumento representa un 73.5 por ciento más.

En el caso de Bogotá, factores como el clima variable, la alta circulación del virus y mayor contaminación ambiental, hicieron que en el primer trimestre de este año murieran 63 niños (por debajo de los 5 años de edad) a causa de las Infecciones Respiratorias Agudas. Esta cifra representó un 133 por ciento más en relación al mismo periodo de 2015, cuando se presentaron 27 muertes, según lo indicó el Laboratorio de Salud Pública de Bogotá.

Estas son las IRA más comunes

·         Gripa o resfriado común:producida por virus, puede causar fiebre durante pocos días, secreciones y tos escasa.

·         Laringitis:también la producen virus y se manifiesta con fiebre leve, tos seca, mocos y ruido o zumbido al entrar el aire (estridor).

·         Bronquiolitis: un virus es su responsable y afecta en especial a niños menores de 1 año y sus síntomas son fiebre leve; tos seca al comienzo y luego húmeda, por varios días o semanas, y ruidos en el pecho (sibilancias). Puede complicarse con dificultad al respirar.

·         Neumonía:usualmente es producida por bacterias y causa fiebre prolongada, tos frecuente y su diagnóstico se confirma con un examen médico y una radiografía de tórax. También puede complicarse con dificultad al respirar.

Atento a los signos de alarma: debes estar pendiente de tu hijo si es menor de 5 años y presenta las siguientes manifestaciones para que acudas de inmediato con el pediatra:

 

1.    Te das cuenta que aumenta su frecuencia respiratoria o notas que su respiración es más rápida.

2.    Ves cómo se le hunden las costillas al respirar.

3.    Escuchas que al respirar presenta ruidos extraños al respirar o “le silba el pecho”, como dicen las abuelas.

4.    Pierde el apetito. No comer ni bebe líquidos y vomita.

5.    Presenta fiebre, que no cede con la administración de medicamentos.

6.    Se muestra irritable.

7.    Lo ves decaído y somnoliento.

8.    En algunos casos sufren ataques o convulsiones.

Además:Terapias respiratorias, una forma de aliviar la congestión

¿Cómo prevenirlas?

Recomendaciones que brinda el MinSalud de Colombia:

  • -  Evita el contacto con personas con gripa. Los enfermos deben utilizar tapabocas y mantener las manos limpias con un correcto lavado con agua y jabón.

-   Si es un bebé menor de seis meses, suminístrale solamente leche materna en mayor cantidad, por lo menos diez veces al día, pues esta le ayudará a estar hidratado y con las defensas que requiere en caso de contagio.

-   Si el niño tiene seis meses o más, proporciónale alimentos recién preparados, de alto contenido nutricional y energético (frutas, verduras y carnes) y síguele dando leche materna en el lugar de una de las comidas del día.

-   Evita el contacto con personas fumadoras.

ü  Para aliviar la tos y el dolor de garganta, dale a tu hijo bebidas aromáticas o té. Si es mayor de dos años, suminístrale miel.

-   Mantén las fosas nasales de tu pequeño destapadas y, en lo posible, aplícale con frecuencia suero fisiológico por ambas fosas nasales, para limpiar las secreciones.

-   Si vas a salir con tu niño protégelo ante los cambios bruscos de temperatura, cubriéndole la nariz y la boca con una bufanda y en lo posible ponle también un gorro.

 

 

 

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp