Comportamiento

5 indicios de que tu hijo está siendo víctima de matoneo

Conoce estas señales para que identifiques si tu pequeño es víctima de matoneo.

/ 6 de Septiembre de 2016
5 indicios de que tu hijo está siendo víctima de matoneo        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

 

El matoneo o acoso es un fenómeno que se presenta generalmente en las instituciones educativas, en las que un grupo de estudiantes, un niño o un joven, se encargan de maltratar a uno de sus compañeros, mediante comportamientos verbales, directos, indirectos, sociales y digitales que pueden violentarlo.

Por lo general, si tu hijo es víctima de alguna de estas formas de violencia, también suele ser  aislado, discriminado y no incluido en situaciones propias de la vida escolar. El tipo de familia y de crianza que le brindes determinará si es un agresor o una víctima, según indican los expertos.

Además: La sobreprotección no es buena para los hijos

Los agresores suelen pertenecer a familias en las que las reglas no existen mientras que la víctima es, comúnmente, de un hogar sobreprotector. Por ello y teniendo en cuenta la magnitud de la situación que podría estar experimentando tu hijo o joven en el colegio, aprende a detectar estos cinco signos de alerta que pueden indicarte si está siendo acosado en su colegio.

1.       No querer asistir al colegio. Este comportamiento puede ser manifestado por el niño con llanto, ansiedad y temor a ir a sus clases; incluso, puede que los pequeños somaticen esa resistencia con síntomas como fiebre, vómito y dolores de cabeza antes de ir al colegio. Sin embargo, debes cerciorarte de que no sea un problema médico.

2.       El niño se aisla. Si notas que tu pequeño no se integra ni participa de actividades cotidianas de su edad, suele estar solo, no habla o responde con monosílabos; es un gran signo de alerta.

Te puede interesar: La depresión infantil sí existe

3.       Ansiedad y estrés en tu pequeño. Es normal que cuando un niño está siendo víctima de matoneo evidencie en su personalidad preocupación, tensión emocional y miedo. En ocasiones podrías notar que llore sin razón alguna.

4.       Bajo rendimiento académico. Puede ocurrir que en algunos casos haya dificultad para atender, concentrarse y memorizar, debido que los procesos cognitivos se alteran cuando hay estrés y ansiedad en los niños.

5.       Comportamientos que indican retroceso en el desarrollo del niño. Si tu hijo se come las uñas, le da temor estar solo y dormir solo, depende de los adultos, no puede tomar decisiones por sí mismo y tiene pesadillas; podría estar experimentando acoso en su colegio, por esto es clave que detectes el problema y dialogues con él o ella para afrontar la situación y solucionarla.

“Para erradicar esta práctica, es muy importante que  las familias trabajen en la formación de  niños con inteligencia emocional, que manifiesten sus sentimientos, que  piensen en su propio estado de ánimo y en el de los demás, que sean solidarios y que no tengan temor de hablar con sus padres”, aseguró Astrid Triana Cifuentes, decana de la facultad de Psicología de la Fundación Universitaria Sanitas.

Recuerda que más que estar pendiente de alguna situación con tu hijo, es importante que lo escuches y que al detectar algún signo de acoso escolar, como los antes mencionados u otros, acudas al diálogo con el pequeño y te apoyes en los profesionales en el tema para que no generes una salida errónea al problema y que involucres a las directivas del colegio y trabajen mancomunadamente en la solución.

 Lee también: Hogar seguro, niños sanos

 

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp