Desarrollo

¡Tu hijo entró al colegio! Consejos para apoyarlo (Parte I)

La experta Annie de Acevedo te da pautas para el ingreso de tu pequeño al colegio.

/ 31 de Enero de 2017
¡Tu hijo entró al colegio! Consejos para apoyarlo (Parte I)        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Durante los años escolares hay dos objetivos básicos:  desarrollar la confianza de los niños en sí mismos y desarrollarles el sentido de la responsabilidad.  De esto dependerá la autoestima que acompañará a los niños por el resto de su vida.  Por eso:

1. Exponga siempre a sus hijos a situaciones en las que puedan tener éxito y sentirse autosuficiente.  Permitirles solucionar sus problemas les dará, a la larga, una sensación de satisfacción maravillosa.  Hay que dejar que tengan experiencias que puedan manejar solos para promover en ellos el crecimiento interior.  Por ejemplo, que organicen y cuiden sus cosas, que ayuden a otra persona, que terminen lo que comienzan, etc.

2.  Estimule la práctica de actividades en las que sus hijos se destaquen, ya sean los deportes, el baile, la música, el arte, etc.  No hay que tenerlos en clases de todo indefinidamente, sino más bien usar las clases como filtro para saber en qué les va bien y qué les gusta más.

3.  En estas edades hay que fijarles expectativas claras, de acuerdo con sus capacidades, y comunicarlas con frecuencia.  ¡Cuidado! No es bueno irse a los extremos: algunos padres esperan demasiado y exigen mucho, y otros se conforman con muy poco.

Te puede interesar: De la casa al jardín

4. En estas edades también se desarrollan los buenos y los malos hábitos.  Es por esta razón que al niño se le debe elogiar y premiar correctamente cuando esta en camino de desarrollar un buen hábito.  El elogio debe ser moderado y debe servir para alentarlo a conocer sus fortalezas o puntos a mejorar. Frases como estas son las que le sirven al niño que está en desarrollo: “Gracias por tu ayuda, eso lo lograste como resultado de tu trabajo; sé que lo puedes hacer, gracias por escucharme en este momento, cuéntame que piensas acerca de lo que acaba de pasar”.

5. Dele responsabilidades a su hijo aunque sea pequeño; un niño tiene que poder sentir que el hecho de cumplir con una responsabilidad lo ayuda a formarse.  Esta responsabilidad puede ser algo sencillo como darle de comer a su mascota, poner la ropa sucia en el canasta, doblar su ropa limpia.  En esta edad es importante que el niño sepa que el puede hacer ciertas cosas solo.  Estos son los primeros pasos hacia la autonomía que es todo lo que una buena crianza busca lograr.

6. Tenga rutinas y reglas.  Exija que estas se cumplan y si no puede hacerlas cumplir es mejor no tenerlas.  Un hogar sin rutinas ni reglas se convierten en un caos y desorden que no le permiten al niño desarrollarse adecuadamente.  Estas también implican limites, los cuales sirven no solo para organizar al niño, sino para apaciguar temores tan comunes en estas edades.  Es urgente poner limites al televisor y el computador.  Una buena regla para toda la familia es que a la hora de comer nadie puede utilizar aparatos electrónicos

Para continuar con la segunda parte, haz click aquí

 

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp