Nutrición

Tips para hacer que la alimentación sea divertida para los niños

El juego podría ser una estrategia para que tu hijo se alimente de manera adecuada.

/ 2 de Noviembre de 2016
Tips para hacer que la alimentación sea divertida para los niños        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

 

Muchos son los problemas que se presentar por tratar de que los niños coman bien. El rechazo que presentan los pequeños pos ciertos alimentos puede hacer que en ocasiones no les estés dando una dieta adecuada para su edad, la cual le permitirá que su desarrollo se dé de manera adecuada.

Cada madre usa diferentes estrategias para que sus hijos se alimenten bien, como brindar alternativas a los niños supliendo los alimentos que no le gustan, obligándolos a comer de todo o asesorándose de un experto en la nutrición; el último, llegara a ser más efectivos pues quien más que los expertos para saber cómo hacer que tu pequeño esté bien nutrido.

No obstante, otra posibilidad puede ser el juego. “En la actualidad la cocina no se limita tan solo a un lugar para preparar alimentos. Se trata de un espacio que puede ser aprovechado para el juego, la diversión, para experimentar con diferentes sabores y para generar un vínculo afectivo y educativo entre los padres y sus hijos. Para los niños la mejor forma de tener una buena alimentación es a través del juego, el desafío es hacer de la cocina algo divertido”, agrega Joaquín Suárez, Director de Gastronomía y Desarrollo Sostenible de Sodexo Colombia.

Según la American Academy of Pediatrics (AAP), el juego es una herramienta educativa básica en la vida de los niños. Es esencial para el desarrollo de funciones sociales, emocionales, cognitivas y físicas. En el caso de la alimentación, el integrar los juegos a las conductas alimenticias, representa un universo de posibilidades para que los padres puedan educar a sus hijos sobre una buena alimentación.

Por tanto, algunos tips que te pueden ayudar a hacer de la cocina y la alimentación algo divertido para los niños son:

1. Participación activa - Que juegan a cocinar: poner a los niños a revolver los huevos, a que agreguen ingredientes o cualquier otra actividad para mantenerlos interesados en la cocina y que conozcan acerca de la comida que están preparando.

2. Jugar con los sentidos - El olor del cilantro o la rúgula, el color rosado del salmón o la patilla, la textura blanda de la mantequilla o rugosa de la piel de un melón… a los seres humanos nos mueven los sentidos y los niños se conectan mejor a lo que estimule sus sentidos.

3. Storytelling con la comida- Hacer de la cocina toda una experiencia, contarle a los niños historias a través de la comida o que ellos se inventen historias desde su imaginación.

4. Reemplazo saludable: Las comidas grasosas y poco saludables como los dulces, la pizza o hamburguesa son las favoritas de los niños, pero no aportan el valor nutricional que ellos necesitan, modifique algunos ingredientes y saque el mayor provecho de estos alimentos.

5. Todo entra por los ojos: Hacer los platos llamativos o crear figuras o personajes con sus platos harán que los niños quieran comer más y no dejen nada por comer.

Adicionalmente, es indispensable que todos estos consejos estén sustentados bajo la importancia que tiene comer como un ritual para disfrutar. Tanto los niños como los padres, deben tomarse el tiempo y consentrarse en estos espacios, en saborear y verdaderamente aprovechar todo lo que están consumiendo. Esto hará que la Calidad de Vida de los niños se vea reflejado en un saludable crecimiento.

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp