Nutrición

Resultados de primer censo de peso y talla en escolares bogotanos

Se encontró que el 16 por ciento sufren de sobrepeso.

/ 29 de Noviembre de 2011
Resultados de primer censo de peso y talla en escolares bogotanos        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Por primera vez en Colombia se realizó el censo de peso y talla en niños de primero de primaria, un método avalado y usado mundialmente.
En Bogotá, se concluyó que el 10 por ciento de los niños tiene retraso de crecimiento y tan solo un 1,4, bajo peso. El 16 por ciento tiene sobrepeso y cerca del 6, obesidad.
Se hizo como parte del sistema de seguimiento y evaluación del Proyecto de

Patricia Heredia, nutricionista, estará atento para aclarar sus dudas frente al tema.

 

Alimentación Escolar, de la Dirección de Bienestar Estudiantil de la Secretaría de Educación del Distrito (SED), con asesoría del Observatorio de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Obsan), de la Universidad Nacional de Colombia.
El primer paso y la base de la evaluación es el censo de peso y talla, que se realizó durante los meses de mayo a agosto del 2011, a 49.000 niños de primero de primaria, que oscilan entre los 5 y 9 años de edad.
Dentro del sistema se evalúan e investigan varios componentes: el financiero, el alimentario, el educativo y el nutricional y la inclusión social, todos con la misma relevancia, con el objetivo de redefinir acciones que permitan el derecho a la educación de los escolares del Distrito. Los resultados se sabrán más adelante.
Según Claudia León, nutricionista de la SED, es importante conocer cuáles son los perfiles de los niños al ingresar al programa educativo.
El censo no solo da la posibilidad de conocer cifras nutricionales, también se recogieron variables de tipo social que influyen en su crecimiento y desarrollo, datos que se están contabilizando y serán divulgados a finales de este o comienzos del próximo año.
En términos de acciones, es importante identificar la situación de cada niño, ya sea para remitirla a la familia, a través del docente, o a la Secretaría de Salud Distrital para tratar al pequeño.
Patricia Heredia Vargas, nutricionista epidemióloga del Obsan, además, señala que los datos para intervenir son el bajo peso y el sobrepeso. “La talla es un indicador de antecedentes del niño; en este momento, no buscamos que el niño crezca. Nos enfocamos en que tenga un buen peso y, por otro lado, mejore las otras variables que son la atención y retención escolar, su parte cognitiva y la productividad, aspectos que van a repercutir en su futuro”, puntualiza.
El proyecto de Alimentación Escolar, agrega Claudia León, busca que los niños permanezcan en los colegios. No es un proyecto de recuperación nutricional, sino que es una actividad valiosa para reconocer la situación de los niños y tomar medidas.

Docentes, actores claves del censo
Después de tres meses de planeación, una fase del censo consistió en capacitar a los docentes, pues “ellos midieron y pesaron a sus alumnos”, afirma José Luis Ferrer Corredor, director de Bienestar Estudiantil de la Secretaría de Educación. Se convocaron 1.654 docentes y asistió el 95 por ciento de ellos (1.600) al proceso de capacitación y entrega posterior de la información.

Futuro seguimiento
El proyecto busca censar cada año a los niños de primero de primaria de los colegios distritales. Además, hacerles un seguimiento a aquellos que ya están censados, cuando ingresen a grado quinto de primaria y noveno de bachillerato. “Son tres momentos claves. El primero es la escolar formal. De los 10 a los 13 años, es la etapa de ‘estiramiento’”, dice la nutricionista del Obsan, Patricia Heredia.
 

Compartir artículo: Whatsapp

Artículos relacionados sobre Nutrición

Si mejora la talla y el peso, hay un niño sano en casa

Si mejora la talla y el peso, hay un niño sano en casa