Salud

Consejos de expertos para pasar un 31 de octubre sin pesadillas

Tenga cuidado con el consumo de dulces y los disfraces inseguros.

/ 19 de Octubre de 2012
Consejos de expertos para pasar un 31 de octubre sin pesadillas        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

En medio de la emoción por la fiesta de los niños, comprar el mejor disfraz, hacer planes para compartir con amigos y familiares, preparar pasabocas y tomar fotos, algunos padres se olvidan de importantes detalles para que esta sea una ocasión solo de buenos recuerdos.
Los pediatras Patricia Granada y Rubén Franco, tras advertir que en las consultas de pediatría posteriores al ‘Halloween’ es frecuente que los niños presenten vómito, diarrea, fiebre o urticaria (ronchas) por situaciones como el excesivo consumo de dulces, hicieron las siguientes recomendaciones:  

• Evitar máscaras que estén forradas en plástico y que puedan impedir la libre respiración de los pequeños.
•  Aunque resulten atractivos o curiosos, es mejor no escoger disfraces con espadas, pistolas
o balines, o telas engorrosas, que puedan enredar o lastimar a los niños y ocasionar un accidente. Cuanto más sencillo el
disfraz, mejor.
•  Ser cuidadosos con el uso de pinturas tóxicas que puedan desencadenar una intoxicación en los niños, o irritaciones; por eso, debemos cerciorarnos de los componentes del maquillaje, antes de dejarnos tentar por lo lindos que se vean los hijos.
•  Si los niños padecen de problemas respiratorios, como asma, es mejor no exponerlos al frío porque les puede hacer daño.
•  Obviamente, en los climas cálidos es mejor evitar disfraces enterizos de osos, perros y otros peluches. En clima frío es aconsejable tener cuidado con los desabrigados, por ejemplo, una abejita.
•  Nunca deje solo a su hijo, lo ideal es que siempre esté acompañado de un adulto.
•  Procure que su hijo pida dulces en lugares conocidos, ojalá en el mismo condominio donde vive, o con los vecinos de confianza. No reciba cosas de extraños.
•  Trate de salir temprano para volver también pronto a casa.
•  Evite centros comerciales porque allí se congregan demasiadas personas y es donde los extraños con malas intenciones aprovechan para infiltrarse a entregar dulces malos.
•  Supervise el consumo exagerado de dulces para que el niño no se vaya a intoxicar después de la fiesta. Por tratarse de una ocasión especial, puede permitirle un par de dulces y una chocolatina diaria, pero no debe ser una rutina permanente.

 

 

Compartir artículo: Whatsapp

Artículos relacionados sobre Salud