Salud

La primera cita con el odontólogo / Columna

/ 13 de Septiembre de 2013
La primera cita con el odontólogo / Columna        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Cuando conozco por primera vez a alguien, más si es mujer y madre, y que  coincidencialmente tiene su primer hijo recién nacido o en edad preescolar, siempre surge la misma duda en algún momento de la conversación: “Doctor, muchas de mis amigas y familiares me han dicho que debo llevar a mi hijo al odontólogo pediatra cuando tenga todos los dientes de leche en su boca”.  Otras me dicen que cuando las mande el médico pediatra, que cuando esté grande y no llore, o que antes del año. La verdad, doctor, no sé cuándo es la edad correcta y para qué debo llevar a mi hijo al odontólogo pediatra”.
Ante tanta duda, y abundante y diversa información acumulada a lo largo de los años, los odontólogos pediatras y las sociedades científicas de odontopediatría en el mundo aconsejamos que el niño deba asistir a su primera cita con el odontólogo pediatra antes del año de vida, ojalá después de la salida de su primer diente. Esto puede ocurrir entre los seis y 12 meses de edad.

Generalmente, después de responder esta pregunta, de inmediato, con cara de asombro me preguntan: “¿Y por qué tan temprano? ¿Qué problemas dentales puede tener mi bebé?”
En este interrogante radica la mayoría de los problemas dentales a los que todos hemos estado expuestos por décadas. Es decir, a que se va al odontólogo solo cuando algún problema aparece; además, el niño es llevado al especialista al que asiste toda la familia.

Bueno, pues esto ha cambiado radicalmente. Debemos llevar a nuestros hijos al odontólogo pediatra para prevenir la aparición de enfermedades bucales, o de origen bucal, e iniciar una correcta educación. Así como el niño debe ir al pediatra, también debe asistir al odontopediatra, quien es un odontólogo que ha realizado estudios de posgrado, exclusivos y de tiempo completo, por dos a tres años en la salud bucal y general de los niños y adolescentes.

Los problemas dentales suelen empezar más temprano de lo que imaginamos; una correcta  atención al niño por parte del odontopediatra y una educación de calidad y guiada a los padres y cuidadores nos generará, en la familia, la implementación de hábitos de higiene bucal, alimentación y educación ante accidentes caseros, manejo y prevención de hábitos típicos de la infancia y miles de temas más que su odontopediatra enseñará y guiará en la cita, antes del primer año de edad. Recordemos que los niños con una correcta salud bucal pueden comer bien, crecer sanos y sonreír felices.
 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp

Artículos relacionados sobre Salud

La caries, principal enemiga de los dientes de leche

La caries, principal enemiga de los dientes de leche