Salud

El sueño sí se afecta con el abuso de los aparatos electrónicos

Estudio revela que los niños pueden presentar bajo rendimiento escolar e insomnio.

/ 8 de Noviembre de 2016
El sueño sí se afecta con el abuso de los aparatos electrónicos        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

 

Un nuevo estudio de origen británico, encabezado por el doctor Ben Carter, y que ha sido publicado en la revista especializada en pediatría Jama, reunió una serie de investigaciones previas sobre el impacto de los aparatos electrónicos como tabletas, smartphones y portátiles en la calidad y cantidad del sueño en niños y adolescentes, ratificando que sí existe una relación directa que hace que el sueño de los pequeños se altere y no se cumplan los objetivos del descanso.

Según el trabajo de los investigadores y tras una revisión sistemática de los resultados se muestra una evidencia y asociación fuerte y constante entre el acceso o el uso de dispositivos y la cantidad reducida del sueño y su calidad, así como un aumento de la somnolencia diurna en los niños y jóvenes.

Te puede orientar: ¿La tecnología los aisla?

Por ello, el llamado de los expertos es a que padres y profesores promulguen por una correcta higiene del sueño, pues dormir y reposar ejercen un papel primordial en el desarrollo biopsicosocial de los niños.

Hoy en día, sostienen los investigadores, los aparatos tecnológicos hacen parte de la vida y están en todo momento y lugar cerca de los pequeños, por lo que el abuso al estar mucho tiempo conectados puede llevar a un sueño insuficiente y a casi “un problema de salud pública” con una serie de consecuencias perjudiciales para la salud física y mental.

El estudio

La investigación incluyó ensayos clínicos aleatorios y varias preguntas en diferentes criterios a unos 125.000 niños en edad escolar entre los 6 y 19 años, analizando el uso de aparatos como televisores y computadoras personales, y estudios relacionados con la radiación electromagnética.

Lee también: ¿Por qué la tecnología es adictiva?

Al cruzar las variables y definir una clasificación se pudo concluir que los resultados primarios arrojaron que existe una cantidad inadecuada de sueño, mala calidad del mismo y somnolencia diurna excesiva tras la utilización desmedida de los aparatos electrónicos, en especial unos 90 minutos antes de ir a dormir.

Cabe destacar que aunque este estudio no es revolucionario en sus hallazgos sí se valora por ser el primero que realiza una revisión sistemática y un meta-análisis de la asociación de acceso y el uso de dispositivos en torno al sueño.

Resulta importante mencionar que si se utilizan estos dispositivos antes de la hora de dormir se puede ver reflejado su impacto en los resultados ya mencionados: insuficiencia en la cantidad de sueño, mala calidad del mismo y somnolencia en las horas de actividad en el día.

Para el doctor Ben Carter, el problema no solo radica en que los niños estén cada vez más enganchados a las redes sociales y bombardeados con información permanente las 24 horas del día, sino que esos medios tecnológicos han remplazado el material escolar y los mismos docentes en los colegios recomiendan, por comodidad y rapidez, cambiar los textos y cuadernos por tabletas y aparatos inteligentes.

Así se estudia hoy: ¿Cómo es estudair en la era de internet?

Además, ese uso permanente de los dispositivos trae, aparte de las consecuencias verificables de este estudio, un impacto negativo en la salud de los pequeños como dolor de espalda y cambios significativos en sus ciclos de sueño.

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp