Salud

Llegaron las lluvias, cuidado con las gripas de tus niños

La temporada invernal que azota por estos días a Bogotá prendió las alarmas de la red hospitalaria, por el aumento en las enfermedades respiratorias.

/ 2 de Marzo de 2017
Llegaron las lluvias, cuidado con las gripas de tus niños        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Las fuertes, repentinas y prolongadas lluvias de los últimos días en la capital colombiana, acompañadas de vientos y bajas temperaturas prendieron las alarmas de la Secretaría Distrital de Salud de la ciudad, ya que las infecciones respiratorias aumentan, y con ellas, el riesgo para la salud de los niños menores de 5 años y de los adultos mayores de 60, grupos de la población muy sensibles ante los contagios de virus y bacterias que llegan con las lluvias.

En lo que va corrido del año, a los servicios de urgencias de la capital colombiana han acudido 189.848 personas consultando por alguna afección relacionada con infecciones respiratorias agudas, de ellos, 40.657 casos son de niños menores de 5 años.

Por ello, la red hospitalaria de Bogotá debe ajustar sus recursos profesionales y físicos para hacer frente a la temporada invernal, pues las consultas generales aumentan en un 30 por ciento y las de hospitalización en un 25 por ciento, promedio cada año, con la llegada del primer pico de infección respiratoria, que será a mediados de este mes de marzo.

¿Pero en qué consiste el pico de infección respiratoria? Se trata de un periodo que toma varias semanas en las que proliferan los virus y bacterias a raíz de los cambios de temperatura, la carga de contaminación del aire y otros aspectos y, con ello, se disparan las enfermedades que afectan el aparato respiratorio.

Algunas de ellas, las más fuertes, se agrupan y denominan IRA, Infección Respiratoria Aguda, tan delicadas que si no se atienden a tiempo y adecuadamente con tratamiento médico y en casa, cobran muchas vidas al año, en especial entre los lactantes y niños escolarizados de primera infancia (0-5 años). Por eso es muy importante que los padres identifiquen los síntomas y conozcan las acciones preventivas para evitar su contagio.

¿Cómo identificar si es una simple gripa o algo grave?

Lo primero, es que los padres deben saber que la Infección Respiratoria Aguda (IRA) es, en casi un 90 por ciento, de tipo viral, y aunque se presenta todo el año, aumenta en las épocas frías y lluviosas convirtiéndose en un brote epidémico, con duración e intensidad variables. Además, inician repentinamente y su efecto, entre incubación y desarrollo, dura menos de 2 semanas.

Algunas de estas enfermedades IRA, que atacan especialmente a los niños son: el rinovirus, el coronavirus, la influenza y el virus sincitial, pero existen otras más complejas como la bronquiolitis, bronconeumonía o neumonía.

Dichas enfermedades de origen respiratorio atacan con mayor fuerza a niños menores de un año, junto a los adultos mayores de 60, grupos poblaciones que corren mayor riesgo de complicaciones agudas, que los puedan llevar a los servicios de urgencias.

Igualmente, hay que tener especial cuidado con los niños mayores de un año con antecedente de prematurez, bajo peso al nacer, displasia broncopulmonar, oxígeno permanente, hospitalizaciones previas y esquemas de vacunación incompletos, o con problemas de desnutrición, que también están en alto riesgo de contagio.

Signos de alarma:

Ahora, para reconocer si lo que tu niño padece es un simple resfriado, sus síntomas aparecerán lentamente y si presenta fiebre, esta será  leve, con algo de cansancio, congestión nasal, poca tos y algo de dolor de garganta.

Por el contrario, si lo que ataca al pequeño es una enfermedad respiratoria grave (IRA), las manifestaciones y síntomas son diferentes, y si presenta alguna de ellas, hay que acudir de inmediato con el pediatra. Estos son los signos de alarma:

·         Aumento en la frecuencia respiratoria o su respiración es más rápida.

·         Se le hunden las costillas al respirar.

·         Al respirar se escuchan ruidos extraños o “le silba el pecho”, como dicen las abuelas.

·         Pierde el apetito. No comer ni bebe líquidos, y si lo hace vomita.

·         Presenta fiebre que no cede con la administración de medicamentos.

·         Se muestra irritable.

·         Se ve decaído y somnoliento.

·         En algunos casos sufre ataques o convulsiones.

·         Hay cambios de coloración en labios y piel.

 

¿Cómo cuidar en casa a un menor de 5 años?

Los expertos recomiendan que frente a la aparición de los síntomas, estos se atiendan en casa, pues la congestión y la proliferación de virus son más altas en los lugares de atención de urgencias. Claro está que dicha recomendación debe atenderse  siempre y cuando el niño no presente alguno de los signos de alarma que indican que hay que acudir con el pediatra y a los servicios médicos.

·  Suministre una mayor cantidad de líquidos.

·  Si está comiendo menos, ofrézcale alimentos con mayor frecuencia.

·  Si está en edad de alimentación materna, no la suspenda por ningún motivo.

·  No lo automedique.

·  No le envíe al jardín infantil o al colegio si se encuentra resfriado.

·  Realice limpieza y desinfección de sus juguetes.

Igualmente, el llamado de la Secretaría de Salud es a los padres, madres, cuidadores y comunidades educativas para que atiendan las siguientes recomendaciones de forma permanente para evitar el contagio, y no exponer a los niños ni adultos en edades críticas:

· Lavarse las manos con agua y jabón varias veces al día, especialmente cuando regrese a casa al final de la jornada. Al ir al baño, jugar, toser, estornudar o sonarse. De igual forma, cuando cambie pañales.

· Evite el contacto con personas que tengan tos o gripa.

· Alimente a los bebés menores de 6 meses exclusivamente con leche materna.

· Mantenga los esquemas de vacunación al día.

· Evite los cambios bruscos de temperatura, cubra la nariz y la boca al salir de lugares cerrados.

· Limpie y desinfecte los utensilios en el hogar.

· Cuando los niños tengan gripa, NO los envíe a su lugar de estudio.

· Evite el consumo de cigarrillo y el contacto con personas fumadoras.

Aclara dudas: Recomendaciones para evitar y cuidar las enfermedades respiratorias en los niños

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp