Salud

Desarrollan tratamiento con robots para niños con autismo

Este trastorno que aísla a los niños a su propio mundo, podría ser tratado con robots.

/ 7 de Septiembre de 2016
Desarrollan tratamiento con robots para niños con autismo        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

 

 

Una mezcla de conocimientos en terapia de conducta e ingeniería robótica son los ingredientes de este revolucionario tratamiento para niños que sufren autismo.

La finalidad del mecanismo es crear un conjunto de tareas de interacción entre el niño, su terapeuta y el robot para mejorar sus habilidades cognitivas, emocionales y sociales; según un comunicado de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (España), entidad que participa en el desarrollo de esta técnica de la mano de AISOY Robotics, los fabricantes del revolucionario avance médico.

La idea del equipo multidisciplinario que participa en el proyecto es explorar distintas maneras en las que el robot AISOY, potencie los tratamientos que se realizan en la Clínica Universitaria de la UMH, probándolo, inicialmente, con niños diagnosticados con trastorno del espectro autista (TEA).

Este trastorno del espectro autista (TEA) genera alteraciones del desarrollo, los cuales pueden provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos. Estos se dan en distintos niveles, por lo que los investigadores pretenden comenzar con los más leves como los que sufren de síndrome de Asperger, hasta casos más graves.

Lee también: El autismo se puede detectar desde que el bebé está en la placenta

Los científicos buscan que un futuro, los robots sean coterapeutas para tratar otros problemas infantiles como el déficit de atención (con o sin hiperactividad) y la impulsividad.

En este caso, el robot es un ayudante del terapeuta proponiendo diversas actividades a los niños intervenidos, como expresar emociones para que el pequeño las identifique, proponer juegos para trabajar en ciertas habilidades y fomentar los vínculos emocionales del niño.

Según la Universidad española, el desarrollo de este tipo de terapias se encuentra en una primera fase, en la que participará un grupo reducido de niños, pero desde el mes de enero estaría disponible una versión probada del programa, una guía (manual) para el terapeuta que lo vaya a utilizar y una modalidad del robot AISOY programado con actividades, el cual está previsto para que los padres puedan trabajar con él en su hogar.

Te puede interesar: Amigos imaginarios, fantasía sin límites

 

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp