¿Cómo calientas los alimentos de tu hijo?

Expertos explican la importancia del bueno uso de ciertos electrodomésticos en el hogar.

¿Cómo calientas los alimentos de tu hijo?
Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 27 de 2016 , 04:30 p.m.

El horno microondas, por ejemplo, se ha convertido en uno de los elementos más comunes de ver en un hogar gracias a las facilidades que proporciona a la hora de cocinar y calentar alimentos. Esto se da gracias a la generación de ondas de radio de alta frecuencia que elevan la temperatura de la comida que se ponga en su interior.

Carnes, verduras, palomitas de maíz y los almuerzos de los niños, son tan solo un ejemplo de alimentos que se suelen preparar y calentar en estos aparatos. Sin embargo, la preocupación de las madres, por si esta práctica es nociva para la salud de los pequeños, viene creciendo.

Algunas investigaciones han tratado de ahondar en el tema y señalan la exposición de los víveres a la radiación, como una de las causantes de la pérdida de propiedades en los alimentos frescos, así como de la generación de algunos químicos y compuestos que podrían desencadenar en la alteración de las células del cuerpo humano y desarrollarse en cáncer.

 “Calentar las comidas en el microondas, altera algunas estructuras químicas de los alimentos, puede haber pérdida en los beneficios antioxidantes que presentan y puede perderse un porcentaje alto de vitaminas y minerales. Además, la cocción en microondas, aparentemente aumenta la creación de radicales libres, los cuales están asociados con la aparición de cáncer a nivel celular”, menciona la nutricionista Adriana Botero.

Según la experta, durante un estudio que se hizo en Rusia, pusieron a calentar una verdura al vapor y la compararon en términos de pérdidas de nutrientes con una que se puso en el microondas. El resultado fue que en el electrodoméstico, los alimentos perdieron un 90% de los nutrientes, versus un 15% cuando se cocinaban al vapor.

Lee también: Expertos recomiendan introducir alimentos alergénicos tempranamente

Por otro lado, está también la preocupación por lo que las hondas puedan generar en los niños si se encuentran cerca de estos aparatos.

Por su parte, la Asociación Española Contra el Cáncer, manifiesta en un documento denominado Campos electromagnéticos y cáncer: preguntas y respuestas” que: “Las investigaciones no han demostrado relación entre el uso de electrodomésticos habituales (televisión, horno microondas, ordenador, etc.) y el cáncer”.

Lo cierto es que existen dos tipos de radiaciones electromagnéticas, las ionizantes y las no ionizantes. Las primeras son aquellas que pueden romper enlaces químicos y producir daño en nuestras células, este tipo de radiación resulta de materiales radioactivos. Por el contrario las radiaciones no ionizantes no tienen este efecto por lo que no son perjudiciales para nuestra salud.

Losmicroondas hacen uso del segundo tipo de radiación, con lo cual el peligro para nuestra salud no debería existir, en teoría. Aun así, estoselectrodomésticos disponen de sistemas de protección para evitar la fuga de dichas radiaciones, consiguiendo que las que escapan al exterior sean en una cantidad pequeña.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un documento llamado “Campos electromagnéticos & salud pública: Hornos microondas” con las siguientes aclaraciones: “[…] es importante darse cuenta que el alimento cocinado en un horno microondas no se convierte en “radiactivo”. Ni ninguna energía de microondas permanece en la cavidad o el alimento después que el horno microondas es apagado. Al respecto, las microondas actúan como luz; cuando el foco de luz se apaga, la luz no permanece.” y “Los alimentos cocinados en un horno microondas son tan seguros y tienen el mismo valor nutritivo, como los alimentos cocinados en un horno convencional”.

Te interesa: Comer para crecer

A pesar de ello, para los expertos, en cuanto al uso del horno microondas en los hogares, faltan investigaciones que sean contundentes y que prueben los efectos de este aparato en la salud de los pequeños. Sin embargo, según la nutricionista Adriana Botero, existen algunas recomendaciones que puedes seguir en casa para utilizarlo de manera adecuada:

1.       No calientes la leche materna en el microondas, porque puede llegar a destruir algunas de las propiedades que tiene y que la hacen única e indispensable para tu bebé. Lo ideal es que si la tienes congelada o al clima, la calientes al baño María.

2.       Tampoco calientes los teteros de tu bebé o hiervas el agua para prepararlos en el horno microondas, porque puede llegar a estar tan caliente, que el bebé podría quemarse al ingerirlo.

3.       No debes calentar las cosas en el microondas en recipientes o bolsas plásticas, porque sucede un fenómeno llamado lixiviación que produce sustancias tóxicas para el organismo y que tiene efectos tipo cáncer en el cuerpo.

4.       Si se va a calentar la comida en el microondas, hazlo preferiblemente en materiales de vidrio.

5.       No conviertas el preparar y calentar comidas en el horno microondas en un hábito sino en algo eventual y de uso moderado.