Separar a los hijos de sus padres, ¿cuáles son las consecuencias?

Dejar a los niños a temprana edad puede alterar el desarrollo emocional del pequeño.

Separacion padre e hijo

La separación de los niños de sus padres les genera diversas consecuencias a nivel psicológico.

Foto:

123rf

Por: La Prensa Gráfica (GDA) - El Salvador
julio 04 de 2018 , 12:19 p.m.

Ser separado del núcleo familiar puede afectar significativamente a los niños –también a los padres–. Esta situación tiene consecuencias psicológicas desfavorables que, con el tiempo, formarán parte de sus vidas y les impactará de alguna manera.

La psiquiatra Margarita Mendoza Burgos señala que casos como el ocurrido hace unas semanas en Estados Unidos, de separación de familias migrantes en la frontera de este país con México, puede ser un escenario muy complejo para los niños y, en el futuro para la sociedad en general.

“Este hecho traumatiza mucho a los niños, quienes incluso pueden llegar a sentirse ‘rechazados’ por el ser más querido y en el que confían plenamente... Si ven que los apartan en contra de su voluntad, también sienten que los padres son culpables o culparse a sí mismos, preguntándose si algo que hicieron llevó a la detención y separación de sus padres”, dice la experta. 

La especialista compartió que esta situación podría, en el futuro, convertir a muchos jóvenes en personas inseguras y con baja autoestima. Además, pueden ser propensos al llanto y todo lo relacionado con el estrés postraumático.

Además, es posible que los síntomas del estrés postraumático empiecen después del evento traumático y permanezcan en el tiempo. Pero hay quienes desarrollan síntomas nuevos y más serios meses o hasta años más tarde. El estrés postraumático puede afectar a cualquiera, incluso a los niños.

Aislamiento

La comunicación es la mejor herramienta para sobrellevar estas situaciones.

Foto:

123rf

Ayuda de los padres

¿Cómo pueden ayudar los padres a sus hijos? La psiquiatra señala que lo primero que deben hacer los padres es explicarles que lo sucedido no tiene nada que ver con ellos, con su autoestima o con lo que ellos valen como seres humanos.

“Es importante que les expliquen lo mucho que los quieren y que no los abandonaron por voluntad propia”, dijo. Añadió, que “es importante que no se le genere una cultura de odio al menor, dado que de ser así, ellos podrían llegar a odiar a las figuras de autoridad en general.

A los niños se les puede ayudar a través del juego o los dibujos, pues son menos orales para expresarse. Por medio de ello, admiten emociones y las manifiestan como algo bueno y no como signo de debilidad”, expresó la psiquiatra.

Además, no se debe olvidar que como padre también se está pasando por un momento difícil y que por ello, hay que buscar ayuda. “Es importante considerar que los padres están atravesando su propio camino doloroso, no solamente moral, sino económico”, expresó al añadir que “para manejar esta situación, la psiquiatra considera que es importante tratar de asimilar y entender que la situación carece de culpables”.

Hay mucha tristeza, frustración, sensación de abandono, impotencia, dificultades para dormir y problemas de conducta en los pequeños

En caso de separación de los padres

La separación puede darse de diversas formas, una de ellas es cuando los padres se divorcian y uno de ellos aleja a sus hijos del otro, sin ninguna razón de peso.

En este caso, la soledad en niños puede conducir a problemas de conexión social e, incluso, al abandono de las actividades que antes disfrutaban. Frente a algo así, los tutores deben estar atentos a cualquier cambio del menor y acudir en búsqueda de ayuda, para que el desarrollo del niño no se altere y continúe su proceso normal.

Los expertos dicen que los padres deben acudir a un psicólogo que les ayude a superar la etapa, y a comprender la importancia de explicar a sus hijos la situación, ellos también pueden asistir a las terapias para que el experto les ayude orientándolos.

Allí todos aprenderán a escuchar, a comprender lo que sucede, y tanto los padres como los niños, podrán sobrellevar esto, y se adaptarán a los nuevos momentos que vivirán juntos como familia. Esta situación trae grandes cambios para una familia, pero lo primordial es pensar en el bienestar de todos, y explicar de forma correcta a los niños el proceso por el que están pasando.