¿Cómo presento mi pareja nueva a mis hijos?

Si no tiene idea de cómo manejar esta situación, dos expertas le explican qué puede hacer.

Nueva pareja

Tratar la situación con la mayor naturalidad y sinceridad posible es una buena forma de que su hijo y su nueva pareja se conozcan mejor.

Foto:

123RF

Por: Maru Lombardo
abril 09 de 2018 , 03:17 p.m.

Ya pasaste por esa etapa tan difícil que es divorciarse del padre o la madre de tus hijos. La vida siguió su rumbo y encontraste a otra persona, una nueva pareja. Ahora quieres presentársela a tus hijos, para quienes, probablemente, también fue difícil ver a sus padres separarse.

¿Cómo presentarles su nueva pareja a sus hijos? Si te encuentras en esta situación, es importante que aceptes, ante todo, que “la llegada de otra persona a la vida del padre es un acontecimiento que generalmente tiene un impacto emocional en los niños”, como dice la psicóloga de familia María Elena López.
“Lo bueno es que cualquier impacto puede aminorarse con una actitud madura, amorosa y cuidadosa”, agrega.
A continuación te damos algunas recomendaciones sobre cómo manejar la situación.

Lo que no debe cambiar

La psicóloga explica que hay necesidades del niño que, independientemente de cómo esté la situación afectiva de su padre o madre, se deben suplir siempre.

“Cuidar y preservar la integridad física y emocional del niño o adolescente es fundamental, así como no descuidar en ningún momento sus prioridades económicas”, dice. “Pero tampoco se les debe quitar prioridad afectiva cuando hay una pareja, especialmente a los niños pequeños”.

Para esto, recomienda mantener los rituales de afecto y compañía que ya tenía construidos con sus hijos antes de que conociera a su nueva pareja. Si tú y tu hijo se tomaban un par de horas a la semana para divertirse con un juego de mesa, ver una película o dar un paseo, es crucial no romper estas costumbres por pasar tiempo con un tercero.

“Cuando los adultos no cumplen con lo que les ofrecen a los hijos, esto les genera desconfianza, temor, tristeza y desesperanza. Temen que los padres se alejen de ellos. Por eso tienen que tener evidencia de que esa rutina de amor no se verá afectada”, explica, por su parte, la psicóloga infantil Isabel Bettín.

Esta situación tiene aún más importancia si se piensa en niños pequeños, ya que “para ellos la familia tiene un peso muy grande y tienen una relación de dependencia física, emocional y psicológica con los padres, por lo cual una nueva relación puede generarles inseguridad e inestabilidad”, dice López. Los adolescentes, en este sentido, son mucho más independientes, pero eso no significa que haya que descuidar su bienestar.

Para Marcela, bogotana de 46 años que tiene dos hijos —uno de 7 y otro de 13 años— y quien asegura pasar más tiempo con ellos que su padre, este manejo del tiempo se convirtió en un dilema.

Cuando los adultos no cumplen  lo que les ofrecen a sus hijos, esto les genera desconfianza, temor, tristeza y desesperanza. Temen que los padres se alejen de ellos.

“Con la primera pareja que tuve (después de la separación del padre de sus hijos) fue desagradable: él quería más tiempo y yo no podía, y le daban celos mis hijos”, cuenta. “Por eso se acabó esa relación. En cambio, mi segunda pareja entendía cuáles eran mis responsabilidades y siempre lo aceptó”.

Desde el divorcio le daba miedo que sus hijos se sintieran abandonados aunque ella quisiera tener pareja de nuevo. “Por eso también tenía cuidado de que (mi pareja) fuera una buena persona. Al primero nunca lo presenté, pero al segundo lo presenté apenas estuve convencida de que entendía las necesidades de los niños”, cuenta Marcela.

¿Hay un paso a paso?

No siempre las cosas fluyen tan naturalmente. “Si se siente inseguro de cómo presentar a su pareja, lo mejor es ir introduciendo la idea a sus hijos antes de presentarla directamente”, sugiere Isabel Bettín para este tipo de casos.

La psicóloga también especifica que las formas de introducir a la pareja deben adaptarse a la personalidad de cada hijo en particular, de ser necesario, pero que tampoco hay que sobrecargar al niño con información que no le concierne directamente a él y sus padres.

Como este proceso no tiene un paso a paso específico, sino que depende de cómo cada padre se entienda con sus hijos, la psicóloga María Elena López recomienda aceptar la posibilidad de que los niños experimenten incertidumbre y que, en ese caso, hay que saber escuchar sus observaciones, reclamos y alegatos. Si no lo expresen abiertamente, se debe ser muy receptivo a sus cambios de actitud.

Es tarea de cada padre asegurarles a sus hijos que siempre estarán dispuestos a dialogar y a decirles la verdad y que, si tuvieran que enterarse de algo, ellos serían los primeros en saberlo. “El padre puede hablar acerca de cuáles fueron los motivos que lo llevaron a hacer esta elección y que esta se hizo con criterio y buen juicio y cree que será bueno para todos”, aconseja López.

Por último, asegura que es igual de importante reconocer los sentimientos y la posición de los hijos, pero también asegurar que poco a poco todo se adaptará si tanto hijos como padres ponen de su parte. “Hay que demostrar, ante todo, que la otra persona es digna de respeto y aceptación gradual”.

Cinco errores que debes evitar

Como padre, estas son las actitudes que debe evitar si quiere que su hijo acepte a su pareja desde su propio juicio y de forma sana.

  • Querer que todo fluya rápidamente. Este es un proceso que generalmente toma tiempo, y hay que comprender y respetarlo.
  • Obligar a los hijos a compartir con la nueva pareja, así sea en actividades no comprometedoras como salir a comer.
  • Pedirles a los hijos que no compartan la situación con el otro padre o que lo mantengan en secreto.
  • Darle a la pareja una autoridad que no tiene frente a sus hijos, como ‘ser su papá o mamá’.
  • Evadir las preguntas de los hijos, decirles mentiras o manipular información.