Papás

¿Qué pasa si el Rh de la sangre de los padres es positivo y negativo?

Tu tipo de sangre impacta en el desarrollo de tu hijo. Si como madre tienes Rh negativo debes informarlo a tu médico. Conoce el por qué.

/ 22 de Agosto de 2016
¿Qué pasa si el Rh de la sangre de los padres es positivo y negativo?        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

Rompiendo la regla conocida de generación en generación, en cuestiones de embarazos no se cumple la ley de la física, según la cual, los polos opuestos se atraen; por el contrario, esto puede ser un problema para procrear o para el nuevo ser que viene en camino.

Por ejemplo, la sangre de Alicia tiene factor Rh negativo y la de su esposo, factor Rh positivo. Estos datos son totalmente irrelevantes en una relación de pareja o a la hora de la convivencia, pero son definitivos cuando llega el momento de tener un bebé.

Sin embargo, lo importante es estar enterados como pareja de que esto es posible y bajo seguimiento médico, realizar un tratamiento que minimice los riesgos y de una solución a este tipo de ‘incompatibilidad’ y sus posibles consecuencias.

Resulta que cuando la madre es Rh negativo y el padre es Rh positivo existe la posibilidad de que su hijo también sea positivo y esta diferencia entre la madre y el bebé puede ser un problema para el pequeño que viene en camino.

Te interesa leer: La incompatibilidad sanguínea de los padres podría afectar la salud del futuro bebé

¿Qué sucede?

Según explica Medline Plus, página web que reúne la información de la Biblioteca Nacional de Estados Unidos, al ser la madre RH negativo, su sistema inmunitario trata las células fetales Rh positivas como si fuesen una sustancia extraña. El cuerpo de la madre crea anticuerpos contra dichas células sanguíneas fetales, que pueden atravesar la placenta, llegar al bebé y hacerle daño.

Generalmente, eso no sucede en el primer embarazo, porque la creación de anticuerpos por parte del cuerpo de la madre toma su tiempo y, sobre todo, porque depende del contacto de la sangre de la madre Rh negativo con la del bebé Rh positivo, lo cual sucede, por lo general, durante el primer parto.

Cuando la madre tiene un aborto en su primer embarazo o pierde el bebé, debe contárselo al médicosi ella es Rh negativo, pues es probable que su cuerpo ya haya comenzado a desarrollar esos anticuerpos, que cumplirán su misión de rechazar al bebé cuando se presente un segundo embarazo.

Para evitar que el cuerpo de la madre rechace a un segundo hijo y puedan presentarse por ello dificultades en la salud del bebé, a la mujer se le debe aplicar días después del primer parto, una inyección de inmunoglobulinas especiales, llamadas RhoGAM, y otra durante el segundo trimestre del siguiente embarazo. Lo que hacen estas inyecciones es evitar el desarrollo de los anticuerpos por parte de la madre.

Todo sobre la vacuna: Si la madre es RH negativo y tiene un bebé positivo, debe vacunarse

Por fortuna, hoy en día es muy fácil manejar la incompatibilidad sanguínea. Lo más importante es que la mujer cuya sangre tenga un factor Rh negativo se lo haga saber a su ginecólogo y él le dirá qué hacer.

También debe tenerlo presente en ciertos exámenes médicos cuando ya esté embarazada, como una amniocentesis, porque el cuerpo de la mujer comienza a generar anticuerpos una vez que la sangre del bebé con factor Rh positivo entra en contacto con la de ella.

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp