Papás

Un fuerte vínculo de amor entre padre e hijo

El primer sentimiento de padres primerizos al ver a su hijo.

/ 12 de Noviembre de 2015
Un fuerte vínculo de amor entre padre e hijo        
   
                           
     
Compartir artículo: Whatsapp

El aumento de hormonas, como la prolactina, la oxitocina y el estradiol en hombres que conviven con mujeres embarazadas, y el descenso de la testosterona cuando se enteran de que van a ser padres, tiene como resultado "un comportamiento menos agresivo, más estable y más tierno en el futuro papá", indicó Susana Peñagaricano, psicóloga y directora del ISEP Clínic, de San Sebastián (España).

"Cada vez hay más estudios que indican que el instinto paterno-filial, que nos lleva a cuidar, proteger y querer de manera especial a nuestros hijos formando un importante vínculo emocional y afectivo, existe en los hombres", afirmó la española. El instinto de los seres humanos está bastante cuestionado. Son varios los especialistas que, incluso, ponen en duda que exista un instinto materno.

"En la crianza y en el cuidado de un hijo interviene siempre lo cultural. Que se segreguen hormonas inductoras del apego no quiere decir que haya instinto. Lo que llaman instinto paterno es consecuencia de una interrelación cultural o psicocultural. No es que hay algo innato, se aprende a ser buen padre", plantea el psiquiatra y psicoanalista Harry Campos Cervera, magíster en Psiconeuroinmunoendocrinología de la Universidad Favaloro (Argentina).

Existen claves que pueden confundirse con el instinto, estas pueden ser la empatía y el apego: "Lo que sí existe es la capacidad de empatía, de hacerse eco de lo que otro siente, a partir de la activación de neuronas espejo. Ésta es la base de las conductas maternales. Hoy muchos padres desarrollan conductas de alimentación, de arrullo, de cuidado, que pueden sustituir a las de la madre. Cuando los padres tienen capacidad de empatía y están en contacto con el niño, son igual de capaces de decodificar las necesidades de ese niño que la mamá", sostiene la terapeuta familiar Irene Loyácono.

El apego, en cambio, es la necesidad de contacto del niño que se relaciona con la capacidad de cuidado en los adultos. "Cuando el hombre está más en contacto con sus hijos, como ahora, desarrolla esta capacidad. Antes se creía que el apego era exclusivo de la madre, pero hoy se sabe que también el papá puede satisfacer ese necesidad de contacto físico".

¿Cuál es ahora la función de un padre?

Para el psicoanálisis, es una función liberadora. "Es el que separa a la madre del bebé; el que le dice al hijo ésta es mi mujer, búscate otra y lo expulsa del lado de la madre. La función materna, en cambio, es de nutrición y cuidado. Y esto no se ha modificado a pesar de que hoy el hombre comparta la crianza de sus hijos con la madre", dice el psicoanalista Campos Cervera.

Fuente: El País, de Uruguay

 

 

 

Compartir artículo: Whatsapp