La relación de pareja tras la llegada del bebé

La pareja debe tomar conciencia que no solo son padres, también son esposos.

Pareja

-

Foto:

123rf

Por: María Camila Martínez
julio 06 de 2018 , 04:54 p.m.

La llegada de un bebé a la relación de pareja es una situación que cambia por completo la vida de los padres. Por eso es importante que conozcas todo lo que puede suceder en la relación y sepas, junto con tu pareja, cómo adaptarse a la presencia de un nuevo integrante en la familia.

El embarazo y todo lo que viene después son momentos llenos de emociones y cambios. La madre se enfrenta a alteraciones físicas y hormonales que pueden llegar a interferir con su vida en pareja, como una posible disminución del deseo sexual, baja autoestima y autorechazo, dado por los pensamientos negativos de la transformación de su cuerpo durante y después del embarazo.

Pero, las mujeres no son las únicas que viven estos cambios. Si los padres no se involucran con el proceso que implica la llegada de un hijo, pueden llegar a tener sentimientos de aislamiento y celos al ver un vínculo muy fuerte entre la madre y el bebé. Lo ideal para que esto no suceda es que el padre esté presente en las tareas del pequeño, incluyendo el parto, los primeros días y el posparto.

Otros aspectos que dificultan la relación de pareja en estos casos e impiden la intimidad y una buena comunicación son entre otros, el traslado de atención de la pareja al hijo, los temores con respecto a lo que pueda sucederle al bebé, el estrés y una disminución del tiempo libre.

Por eso es importante que la pareja esté lo suficientemente consolidada y exista una buena comunicación entre ellos, pues de lo contrario, la relación podría verse seriamente afectada por situaciones como estas.

Pareja

-

Foto:

123rf

Primero fortalecer la relación

La psicoterapeuta de pareja Patricia Lozano explica que para que no se produzca un distanciamiento, la relación debe fortalecerse. Dice además que, “esto se puede lograr por medio de la compañía, realizando actividades en consenso como ir de compras, salir a cine, tener una cena romántica, y en general, disfrutar del tiempo juntos como pareja”.

Además, plantea que es importante que la pareja reciba ayuda con el cuidado del bebé, bien sea de la familia o de alguien cercano, pues esto les ayudará a tener tiempo libre y tomar un respiro en su nueva profesión de padres. Esos momentos también beneficiarán la relación con el pequeño, ya que el trato hacia el niño será mejor, si se toma un descanso y se deja de lado el estrés.

Al bebé le sirve más dos padres que están tranquilos y relajados porque han dedicado tiempo para ellos, que padres que están todo el tiempo estresados

José Manuel González, psicólogo y terapeuta sexual dice que “la pareja debe tomar conciencia de que el hijo va a estar con ellos durante un periodo de tiempo, después él hará su vida. Así que si la pareja no se dedica tiempo, cuando el niño crezca y se vaya, la pareja probablemente se encuentre frente a frente como dos desconocidos, que hace tiempo no se divierten ni gozan la compañía, y es ahí, donde el matrimonio termina”.

Para tener en cuenta en la intimidad

La intimidad luego de tener un hijo depende, en primera medida, de lo que aconseje el médico y de cómo se sienta la mujer después del parto. Es posible que quede muy adolorida y secuelas que no le permitan sentirse lista para retomar la vida sexual, pero después de un tiempo prudente esto no debería ser problema.

Pareja

-

Foto:

123rf

En estos casos, el sexo tántrico puede ser el mejor aliado, ya que trabaja con varios elementos como la respiración, la mirada, las caricias, movimientos armónicos y la capacidad de expresar los deseos. El terapeuta sexual dice que: “a través de esta técnica las parejas pueden tener una aproximación más natural y tranquila, logrando una conexión y una relación más profunda por medio de la energía sexual”.

Esta práctica, junto con unos buenos hábitos de pareja como los aconsejados por los expertos, pueden ayudar a disminuir la tensión y crear un ambiente ideal; acorde con la nueva situación que atraviesan.