Ideas contra el sedentarismo

Sin duda, el embarazo es un tiempo de preparación en el cual el cuerpo se debe adaptar a una nueva condición física. Hay una diferente  acomodación de los órganos, presión en la pelvis, cambios de circulación, calambres, pérdida del control de la postura, inestabilidad de la marcha y, lo más significativo, el equilibrio y el balance del cuerpo se ven afectados.
Estudios científicos sugieren que si la madre realiza alguna actividad física, por lo menos tres veces a la semana, se reduce a la mitad el riesgo de tener bebés con alto peso al nacer, es decir, más de 4 kilogramos, lo que disminuiría, al mismo tiempo, la posibilidad de tener un parto por cesárea.
Sandra Alejo, sexóloga, conferencista, educadora, terapeuta prenatal y directora del Good Club de Bienestar, les enseña a las gestantes cómo hacer ejercicios prácticos y útiles desde la comodidad de su casa. Basta con una pelota, una colchoneta, bandas y buena actitud para tener la rutina perfecta de manera que el cuerpo mantenga condiciones óptimas para vivir una experiencia saludable y placentera.

 

Compartir galería: Whatsapp
Compartir galería: Whatsapp

Galerías