Un juego para unir a la familia

Estudiantes de la Universidad Nacional crean un juego que incentiva la empatía y la unión familiar

niños jugando

Los juegos representan momentos familiares de felicidad y esparcimiento 

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
enero 26 de 2018 , 03:58 p.m.

Según World Family Map 2014, un estudio reciente realizado por varias universidades de distintos países, 11 % de los niños colombianos vive sin ninguno de sus padres, 22 % vive con solo uno de sus padres, y un 55 % de los niños convive con otros adultos.

Esta situación hace cada vez más probable que un niño se encuentre en el hogar con su madre o padre, y otro adulto, lo que a veces se vuelve un problema cuando los vínculos no están lo suficientemente sólidos.

Lo más probable es que te estés preguntando cómo lograr que la nueva familia se consolide como tal. Así que aquí cabe la pregunta que se ha popularizado en los últimos años entre las parejas: “¿qué hacemos con ‘los tuyos, los míos y los nuestros’?”.

Mejorar las relaciones entre integrantes de esa nueva familia fue lo que se propusieron estudiantes de diseño industrial de la Universidad Nacional de Colombia. ¿Cómo lo hicieron? Mediante un juguete tipo jenga, pero en forma de esfera, conformado por fichas de diferentes colores, cuyo juego propicia la unión de los integrantes de la familia para compartir vivencias y sentimientos al tiempo que se superan barreras de comunicación.

Justamente para derribar estas barreras de comunicación los estudiantes de la U.N. crearon este juego de mesa con la esfera, que deberá rellenarse con fichas negras, amarillas, rojas, azules y verdes. Cada jugador deberá sacar una ficha y según el color que esta tenga compartirá con el resto de su familia alguna vivencia que tuvo durante su semana.

Cada uno de los colores de las fichas representa un sentimiento; en caso de tomar una ficha negra el participante les contará a los demás el peor momento que vivió en su semana. Si saca la ficha amarilla compartirá lo mejor de su semana.

La ficha azul representa la calma, por lo que el jugador deberá relatar alguna experiencia positiva. Con la ficha roja, el participante podrá compartir lo que más lo enfureció durante su semana. Por último, con la ficha verde la persona tendrá la oportunidad de contar lo más agradable que le haya ocurrido.

El objetivo del juego es que mientras se vaya sacando cada ficha, los integrantes de la familia se conozcan más unos a otros y vayan completando la esfera, lo que simboliza la unidad y plenitud que pueden formar unidos como familia.

El juego, además, incentiva la empatía, haciendo posible que cada familiar se ponga en los zapatos de otro, y entienda mucho más profundamente sus acciones.