Padres del bebé británico toman la decisión de desconectarlo

Tras batalla legal, padres no iniciarán un tratamiento y autorizan que se apaguen los aparatos que le dan vida.

Padres del bebé británico toman la decisión de desconectarlo
Foto:

 -

Por: AFP
julio 24 de 2017 , 06:05 p.m.

Luego de varias visitas al juzgado para luchar por la vida del pequeño Charlie Gard, sus padres decidieron que no lo llevarán a Estados Unidos para que reciba el tratamiento experimental ofrecido por varios médicos extranjeros en ese país.

Lo último: Visita del médico Michio Hirano al bebé británico

Un abogado que representa a Connie Yates y Chris Gard, explicó al juez Nicholas Francis, que “se acabó el tiempo”, y que los padres tomaron la decisión, tras haber visto los últimos escáneres cerebrales de su hijo, de 11 meses de edad, autorizar que sea desconectado de los aparatos que lo mantienen con vida; entendiendo que “continuar con este tratamiento ya no beneficia la salud de Charlie”.

Cabe resaltar que esta decisión se tomó tras la visita del médico estadounidense, Michio Hirano, profesor de neurología en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, quien examinó a Charlie y dio el parte médico a los padres sobre las posibilidades de vida y estado de salud del niño, el pasado 17 de julio.

Conoce: De qué se trata el síndrome de depleción del ADN mitocondrial

Este caso ha conmovido a miles de personas a nivel mundial, sin embargo, la situación de salud del pequeño no le permitiría tener una calidad vida aceptable, como lo confirmó desde un inicio el hospital Great Ormond Street, donde era atendido el pequeño, allí se recomendó a los padres desconectarlo del respirador artificial, sin embargo, su amor los llevó a emprender una batalla legal que finalizó hoy con su propia decisión.

Anteriormente, se había acordado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos daría su decisión final el día 25 de julio, es decir, mañana sobre la suerte del pequeño Charlie, el juez Francis diría si el pequeño podría ser trasladado a Estados Unidos para recibir la terapia que aún no ha sido probada en humanos.

Los padres estuvieron presentes en el juzgado mientras el abogado dio a conocer su decisión y al finalizar la sesión no aguantaron el llanto y expresaron su decisión. Así termina uno de los casos médicos más controvertidos de los últimos meses.

Lee también: ¿Cómo descartar anomalías en el feto?