Descubriendo su paternidad

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
marzo 16 de 2012 , 05:32 p.m.

“Obviamente casi todos los niños llegan con la mamá, ha habido tres pequeños en toda mi vida que han venido con los papás. Y estoy hablando de tres padres versus 60 mamás”. Así explica Paula Bernal, sicóloga infantil, la relación entre padres e hijos, vista desde su experiencia como directora del centro de estimulación infantil Maitri.
Por eso ella creó estrategias, como realizar clases los festivos, para limitar las excusas de ellos, al momento de estar con sus bebés. “Los hombres pueden romper el paradigma de que eso es un trabajo solo de mujeres. Si su relación comienza hablándole al bebé, porque la parte auditiva y la respuesta a los estímulos externos se da a partir de la semana 32”.

Según esta especialista, la presencia del padre forma en el pequeño identidad, autoestima y confianza. La influencia también está en el área laboral a futuro, asegura el psicólogo estadounidense Stephen Poulter. La figura masculina marca las relaciones profesionales y así, actitudes como la competitividad son dadas por esta conexión entre padres y niños.
Además, según Henry Biller, autor de varios textos sobre el tema, la presencia del hombre influye en la responsabilidad de las labores del pequeño, en un mejor rendimiento escolar, y hasta tienden a culpar menos a otros de sus errores. Pero la actitud activa del padre no solo beneficia al bebé, también el hombre saca provecho, ya que según Bernal, ellos tienen la posibilidad de explorar su capacidad para brindar afecto y descubrir facetas que no habían despertado antes de su paternidad.

:: Estudios realizados por Matt Daniels, psicólogo terapeuta de Estados Unidos, demostraron que la mayoría de delincuentes juveniles, desertores escolares, adolescentes embarazadas, asesinos y violadores fueron criados en hogares sin padre.

:: En Colombia se realizan cerca de 32 mil pruebas genéticas al año para comprobar la paternidad.

:: El 3 por ciento de los niños en el país vive sólo con el papá, mientras el nueve por ciento no vive con ninguno de los dos, según la Encuesta Nacional de Salud y Demografía de Profamilia.