Es hora de sentarse a comer

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
marzo 26 de 2012 , 10:03 a.m.

A los 18 meses de edad, el niño ya debe tener las tres comidas y dos meriendas, una en la mañana y la otra en la tarde.

A los 18 meses de edad, el niño ya debe tener las tres comidas y dos meriendas, una en la mañana y la otra en la tarde. Pero, el gran problema al que se enfrentan algunos padres durante esta etapa es la inapetencia y la irregularidad con que come su hijo, dificultando la generación de hábitos alimenticios.

Los padres deben estar preparados para enfrentar la falta de apetito de sus hijos y entender que algunos días pueden comer muy bien y, en cambio, otros no. Igualmente, es importante tener en cuenta que el progreso normal de la alimentación a esta edad depende de las capacidades funcionales y sicomotoras.

La participación del niño en la comida debe representar una experiencia de socialización positiva, y de ninguna manera hay que asociarla con castigos e imposiciones. Además, esta etapa es ideal para enseñarle al niño a sentarse a la mesa y a coger los alimentos con una cuchara.

Es recomendable que a esta edad el niño empiece a tener horarios y rutinas de alimentación para lograr una buena nutrición. Por ende, la labor de los padres será la de establecer horas para las tres comidas y las dos meriendas, y evitar que el niño coma en cualquier otro momento del día.

Uno de los primeros pasos para organizar el itinerario de las comidas de los niños es explicarle la importancia de cada una de ellas. Además, los padres deben comer junto a él para que entienda el desarrollo de esta rutina y lo vea cada día más normal.

También es importante darle al niño porciones adecuadas para que no vaya a quedar con hambre o, por el contrario, muy lleno. Con esto se logrará que cuando llegue la hora de cada comida tenga el apetito necesario.

Por último, los padres tienen que preparar alimentos fáciles de comer y cortarlos en pequeños trocitos.