¿A tu hijo lo van a operar? Todo lo que debes saber sobre la anestesia

Esto es lo que debes tener en cuenta si a tu pequeño le van a practicar una cirugía.

NIÑO HOSPITALIZADO

A veces los papás no son tan juiciosos con cumplir a cabalidad las horas de ayuno que deben tener los niños antes de la cirugía, ya que suelen mantenerlos más horas de las debidas o no cumplirlo.

Foto:

Istockphoto

Por: ABCdelbebe.com
noviembre 19 de 2018 , 04:13 p.m.

Para muchos padres, el hecho de que a sus pequeños niños el médico tratante les programe una cirugía es sinónimo de angustia y preocupación pues no solo temen por las características y el resultado del procedimiento sino también, y muy particularmente, por la anestesia que les suministren. 

Así las cosas, las principales dudas de los padres tienen antes de cualquier procedimiento quirúrgico giran en torno al tipo de anestesia y cómo va a ser administrada, las posibles complicaciones, si ellos pueden estar en el quirófano con sus hijos, si el pequeño va a sentir dolor, cuánto tiempo tardará en despertarse, o si existe la posibilidad que se administre más anestesia de la que se requiere.

Lo que los padres deben saber

Por ello, es importante que los padres conozcan el paso a paso del proceso, pues entre más información tengan y más tranquilos se encuentren, existen más probabilidades que la experiencia para ambos sea satisfactoria. Para la doctora María Elvira Rojas Rueda, médico cirujano de la Universidad Nacional de Colombia, anestesióloga pediatra y coordinadora del Comité de Anestesia Pediátrica de la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación, S.C.A.R.E., hay que tener en cuenta que  la administración y el tipo de anestesia en niños depende de varios factores, entre ellos su grupo etario o edad al que pertenece el paciente, su estado de salud, el procedimiento a realizar y si éste es de urgencia o programado. 

Es por esto, que los especialistas insisten en que la valoración pre anestésica es de vital importancia porque, por un lado, el anestesiólogo obtendrá información crucial para el manejo de su paciente y por otro, los padres podrán aclarar todas sus dudas.

En este encuentro el anestesiólogo debe realizar una historia clínica completa, poniendo especial atención en antecedentes prenatales, familiares, alergias, estado de salud previo, medicamentos y en el caso de los adolescentes, tabaquismo, consumo de drogas o embarazo. Además, practica un examen físico completo evaluando la vía aérea, el corazón y los pulmones. Por último, revisa todos los exámenes de laboratorio que sean pertinentes. Este, además, es el momento oportuno para que los padres hagan todas las preguntas. Al final, el anestesiólogo hace las recomendaciones correspondientes como el ayuno, uso de medicamentos y pide a los padres del menor la firma del consentimiento informado en el cual autorizan al anestesiólogo a administrar la anestesia a sus hijos.

NIÑO HOSPITALIZADO

Es muy importante que los padres hablen con sus hijos sobre la anestesia, esto les va a ayudar a manejar el estrés y la ansiedad.

Foto:

Istockphoto

¿Cuántas horas debe permanecer el niño sin consumir alimento y por qué?

Según la doctora Rojas Rueda, en muchas ocasiones los papás no son tan juiciosos con esta tarea, ya que suelen mantenerlos más horas de las debidas o no cumplirlo  las indicaciones del médico. Para el caso de los bebés que reciben leche materna no se les debe suministrar alimento cuatro horas antes de la intervención. Por su parte, los niños que toman leche de fórmula deben tener seis horas de ayuno, mientras que los niños mayores de 2 años deben abstenerse de consumir alimentos sólidos y lácteos al menos 8 horas antes de la cirugía. Si los padres no cumplen el ayuno a cabalidad se puede presentar una broncoaspiración, patología que puede complicar seriamente la intervención.

Preguntas cómunes de padres¿Pueden operar al niño con gripa?

No. Para las cirugías programadas es preferible no intervenir al niño con gripa ya que podría generar complicaciones respiratorias como broncoespasmo y laringoespasmo.

¿Se le debe explicar al niño el procedimiento?

Claro que sí, es muy importante que los padres hablen con sus hijos sobre la anestesia, esto les va a ayudar a manejar el estrés y la ansiedad. Pero esta información debe ser adecuada para su edad y su etapa de desarrollo. Por ejemplo, en un niño de edad escolar, se le puede explicar de manera sencilla el procedimiento, mientras que a un adolescente se le debe tranquilizar asegurándole que no despertara a la mitad del procedimiento. En todos los casos es muy importante la comunicación no verbal. Si el niño ve a sus padres asustados, preocupados o llorando, esto les va a generar más ansiedad. En muchas instituciones, además, se le permite al niño llevar al quirófano su juguete o muñeco favorito, el cual genera un vínculo emocional y ayuda a aliviar su ansiedad.
Otra recomendación muy importante para los padres es que por ningún motivo hagan  ver a sus hijos la cirugía como un castigo. Frases por el estilo de "si te portas mal, te van a inyectar” lo único que hacen es complicar la reacción de los menores para la preparación del procedimiento.

¿Cuánto tiempo tarda un niño en despertar de la anestesia?

La recuperación completa de un procedimiento anestésico puede tomar regularmente entre 45 minutos a una hora. En ocasiones, dependiendo de los medicamentos usados, puede ser un poco más larga. Por eso, una vez termine el procedimiento, se suspendan los anestésicos y el paciente despierte, debe ser llevado a la unidad de cuidado pos anestésico donde estará monitorizado y permanecerá hasta que esté totalmente despierto. Allí podrá estar acompañado por uno de los padres.

¿Qué señales de alerta existen para que los padres identifiquen contraindicaciones del uso de la anestesia?

Aunque el niño nunca se remite a casa hasta que no se encuentre en perfectas condiciones, los padres deben estar alerta a señales como la presencia de vómito, somnolencia y no tolerancia a la vía oral.
Por último, la doctora Rojas afirma que la anestesia hoy en día es un procedimiento muy seguro, pues se cuenta con personal altamente calificado, medicamentos seguros, equipos modernos de administración de anestésicos y de monitoreo de los signos vitales del paciente.