Sarcoma, cáncer que puede afectar a tu hijo. Conoce más del tema

Conoce todo sobre este tipo de cáncer y en qué afecta a tu pequeño.

Sarcoma, cáncer que puede afectar a tu hijo. Conoce más del tema
Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
julio 13 de 2017 , 05:31 p.m.

¿Sabías que, si bien el sarcoma constituye tan solo el 1% de todos los tipos de cáncer que se presentan en personas mayores, es más frecuente en la etapa de la niñez y representa alrededor del 15% de los tipos de cáncer infantiles?

Precisamente, por esa alta prevalencia que esta enfermedad tiene en los niños, el 13 de julio de cada año se celebra el Día Internacional de Sarcoma, fecha que tiene como objetivo informar y concientizar a la población en general, y en especial a los padres, sobre este cáncer que tiene más de 150 variedades reconocidas por la Organización Mundial de la Salud y que en la mayoría de los casos son del tipo de tumores llamados ‘carcinomas’.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer, el sarcoma empieza en el hueso o en los tejidos blandos del cuerpo como cartílagos, músculos, vasos sanguíneos, tejidos fibrosos u otros tejidos conjuntivos y se identifican de acuerdo con el lugar donde se desarrolle. Por ejemplo, el osteosarcoma se forma en los huesos, el liposarcoma se forma en los tejidos grasos y el rabdomiosarcoma se forma en los músculos, por mencionar algunos ejemplos.

Cáncer de piel, una condición que también puedes prevenir en la infancia

Según los especialistas, este cáncer se desarrolla en un 60 % en brazos y piernas, en un 10% en cuello y cabeza y en un 30% restante en el tronco y en el área trasera de la cavidad abdominal.

Pero, ¿qué factores de riesgo debes tener en cuenta para saber si tu pequeño es propenso a desarrollar sarcoma?

Para Natalia González, pediatra oncóloga, aunque en la mayoría de sarcomas no se conocen las causas exactas, sí existen ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de que tu hijo desarrolle este tipo de tumores. Así las cosas, debes estar alerta si tu niño padece una anomalía en su sistema inmunitario, si ha recibido sesiones de radioterapia por otros tipos de cáncer o si padece alguna enfermedad hereditaria como el síndrome de Gardner y el síndrome de Werner, entre otras.

Ahora bien, la doctora Gónzalez señala que los sarcomas frecuentemente son diagnosticados erróneamente debido a que algunas veces son confundidos con lesiones deportivas, por lo que es vital que aprendas a reconocer de manera oportuna los signos de alarma y consultes al médico inmediatamente:

·         Un ‘bulto’ o inflamación nueva que aparezca en cualquier parte del cuerpo del niño.

·         Un ‘bulto’ o inflación que parezca estar aumentando de tamaño.

·         Un dolor abdominal constante (aparece cuando el tumor es lo bastante grande como para afectar órganos próximos).

·         Aparición de sangre en las heces o vómitos.

·         Presencia de anemia sin razón alguna.

·         Un dolor nuevo que aparezca tras algún tipo de lesión.

“Cabe aclarar que muchos de estas señales no implican necesariamente que un niño tenga un tumor; sin embargo, tan solo la mitad de los sarcomas se detectan en fases iniciales antes de que se extiendan y esto se debe, en muchos casos, a la falta de consulta médica por lo que la recomendación es acudir al especialista cuando presente alguna señal anormal”, advierte la especialista Natalia González.

Lee también: Madre rindió homenaje a su hijo de 4 años quien murió de cáncer

Tratamiento, el paso a seguir

Así como hay muchos tipos de sarcomas, también son diversos los tratamientos para curarlos o mejorarlos. Actualmente el método curativo por excelencia es la cirugía. La radioterapia y los tratamientos médicos, como la quimioterapia o los tratamientos modernos de tipo molecular, se pueden emplear para facilitar la operación o para disminuir las probabilidades de recaída.

Por eso, debes tener en cuenta que todos los sarcomas se pueden curar si se les diagnostica a tiempo, pero es importante que el médico responsable del tratamiento de tu pequeño, ya sea cirujano u oncólogo, sea experto en este tipo de cáncer.

Para tener en cuenta: ¡Cuidado con las fotos de niños enfermos que publican en Facebook! Te pueden estafar.