Contaminación atmosférica afecta a los niños

Unicef reveló cifras alarmantes de cómo afecta la contaminación atmosférica a los niños.

Contaminación atmosférica afecta a los niños
Foto:

 -

Por: AFP
octubre 31 de 2016 , 07:01 p.m.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) presentó este lunes un informe en el que reveló que unos 300 millones de niños, uno de cada siete, viven en lugares donde hay hasta seis veces más contaminación atmosférica de lo admitido por los estándares internacionales, contribuyendo en buena medida a la mortalidad infantil.

De acuerdo a las imágenes satelitales que tomó el estudio, alrededor de 2.000 millones de niños viven en áreas contaminadas por las emisiones de vehículos, la utilización intensiva de combustibles fósiles, el polvo y la incineración de desechos y otros agentes contaminantes, excediendo las normas mínimas de la calidad de aire establecidas por la Organización Mundial de la Salud.

"La contaminación atmosférica es el principal factor que contribuye a la mortalidad de unos 600.000 niños menores de cinco años anualmente, y amenaza la vida y el futuro de más millones cada día", dijo Anthony Lake, director general de Unicef.

"Los contaminantes no sólo dañan los pulmones sino que pueden traspasar la barrera protectora del cerebro y dañar permanentemente su desarrollo, comprometiendo su futuro", agregó, señalando que "ninguna sociedad puede permitirse ignorar la contaminación".

Te puede interesar: El ambiente influye en el desarrollo de asma en los niños

El estudio de Unicef también mostró que el sur de Asia tiene el mayor número de niños viviendo en ese tipo de áreas contaminadas con cerca de 620 millones, seguido por África con 520 millones y la región del este de Asia y el Pacífico con 450 millones.

Es importante anotar que otro aspecto que tuvieron en cuanta los autores de la investigación fue la contaminación dentro de las viviendas, causada por el uso de carbón y de leña para cocinar y darle calefacción al hogar, que afecta principalmente a los niños de familias pobres que viven en zonas rurales de países en desarrollo.

Por tanto, la contaminación del aire exterior y de los hogares es responsable de la incidencia de la neumonía y de otras enfermedades respiratorias, que causan casi una de cada diez muertes entre los niños menores de cinco años. Esto hace que la mala calidad del aire sea de las mayores amenazas para la salud del niño, señala el informe.

Medidas de emergencia

Unicef surgiere que en primer lugar, los gobiernos tomen medidas extremas para combatir este problema. Esto porque los niños tienen menos capacidad física y defensas para afrontar ese entorno, debido a que sus pulmones, su cerebro y su sistema inmunológico aún no están

completamente formados, en tanto sus vías respiratorias son más permeables. Además, ellos respiran más rápido que los adultos e inhalan más aire en relación a su masa corporal.

Entre dichas medidas se encuentra hacer mayores esfuerzos para cumplir con las normas internacionales de calidad del aire reduciendo la dependencia de los combustibles fósiles e impulsando el desarrollo de fuentes de energía renovables.

Además, Unicef pide facilitar el acceso de los niños a la atención médica, incluyendo las campañas de vacunación para reducir el riesgo a que sufran enfermedades respiratorias, y minimizar su exposición a la contaminación.

Por último, aboga por que las fuentes de contaminación como las fábricas no estén ubicadas cerca de escuelas y parques infantiles. Y señala que una mejor gestión de los residuos puede minimizar la cantidad de basura que se quema en las comunidades.

Lee también: ¿Qué es una infección respiratoria aguda?