Estos síntomas te dicen si tu hijo está sufriendo de asma

Especialista habla sobre el tratamiento de esta enfermedad respiratoria y cómo controlar los episodios en tu hijo.

Estos síntomas te dicen si tu hijo está sufriendo de asma
Foto:

 -

Por: Jenny Alejandra Bustos
agosto 23 de 2017 , 05:32 p.m.

El asma es una enfermedad crónica, esto quiere decir que no hay ninguna forma de prevenirla, sin embargo, sí se puede tratar. Si el asma no se maneja de la forma correcta, con los medicamentos recomendados por el especialista, se dificulta la calidad de vida del niño, limitándolo física y emocionalmente.

Por eso, ABC del Bebé consultó al neumólogo pediatra Aldo Navarro de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, miembro activo de la Sociedad Peruana de Neumología, quien confirmó la importancia de prestar atención a esta enfermedad desde su diagnóstico, para evitar complicaciones posteriores en la vida de los pequeños.

Navarro explica que la genética no se puede modificar y esta enfermedad es hereditaria. Por esto, recomienda eliminar el consumo de tabaco durante el embarazo, porque fumar aumenta el riesgo de infecciones virales, incrementando los episodios de asma en las mujeres embarazadas y, posteriormente, en sus niños.

Para saber si un niño está presentando los primeros síntomas de asma y así diagnosticarlo debes atender a estas señales:si escuchas un silbido repetitivo en la respiración, hay opresión de la caja torácica, tos y dificultad para respirar, entonces debes consultar y, si además, al diagnosticarlo te dicen que sus vías respiratorias se están estrechando, impidiendo el paso del aire, es la alerta para que se desencadene una crisis.

Desde este momento, debes atender todas las recomendaciones del médico neumólogo y estar muy pendiente del control de tu pequeño, para que la enfermedad sea manejable y asegurarle buena calidad de vida.

Aprende más: Asma en niños: una enfermedad manejable

Factores que desencadenan una crisis

·         Los cuadros virales, incluso un resfriado común desencadena una crisis que puede durar de 1 a 3 semanas

·         La comida como: maní, chocolate, mariscos, pescados, fresa, cítricos

·         Que tu hijo inhale alérgenos como ácaros, polvo, polen, humo de tabaco

·         Estrés y ansiedad

·         Cambios bruscos de temperatura

Debes tener mucho cuidado cuando tu pequeño sufra una crisis, pues, puede ser tan grave que, en ocasiones, requiere de atención en urgencias, y si no se le prestan los primeros auxilios puede llegar a ser mortal.

En qué momento llevar a tu hijo al médico

Acude a un médico si tu hijo presenta tos nocturna que lo despierta y le causa dificultad para dormir. El pequeño necesita una evaluación médica, si la respiración es rápida, tiene coloración oscura en los labios y al parecer le cuesta hablar, estos son los síntomas de una crisis con repercusión importante.

Tratamiento para los niños

El doctor Navarro destaca la importancia de usar la medicación: “el tratamiento se enfoca a manejar el proceso de hinchazón del bronquio con un antiinflamatorio que previene la aparición de episodios, reduciendo hospitalizaciones para que el paciente tenga una vida mejor”.

Recuerda que debes llevar a tu hijo a los controles con el médico para monitorizar y verificar el proceso que, en algunas ocasiones, causa efectos secundarios, “como cualquier tratamiento, pero, generalmente, se recupera después del primer año y con un tratamiento bien guiado se ven los beneficios”, agrega el neumólogo.

Lo que debes tener en cuenta para tratar el asma

·         Tener claro que el asma no se cura ni se controla

·         Se deben manejar las influenzas y vigilar la disminución de exposición a alimentos

·         Usar la medicación como lo recomienda el doctor

·         Hacer ejercicio ayuda a que se recuperen los pulmones, pero, se recomiendan ejercicios de resistencia y no de potencia, lo ideal sería practicar natación o trote e, incluso, la gimnasia le enseña a tu hijo a respirar adecuadamente, ayudándole a controlar los síntomas. Además, de ser útil para el desarrollo de la caja torácica

No dejes de leer: Bacterias benéficas contra el asma