Padres, a luchar contra la inapetencia

A los 24 meses aparece un nuevo dolor de cabeza para los padres.

Foto:

 -

Por: Abcdelbebe.com
marzo 27 de 2012 , 11:26 p.m.

El pequeño explorador se convierte en un inapetente y transforma las horas de comida en fuertes luchas por un bocado.

La falta de apetito de los niños no es sinónimo de enfermedad y es totalmente normal. Durante esta edad tienen un ritmo de crecimiento de tan solo el 20 por ciento, en comparación con el primer año de vida, y ganan entre dos y tres kilos.

Pese a la inapetencia, es recomendable que el niño entre los dos y tres años se desarrolle en un entorno de alimentación saludable y no perciba rechazo de algún familiar por un tipo de comida en especial, como los vegetales, porque podría tener conductas caprichosas para evitar también esos alimentos.

Además, es fundamental evitar que los niños ingieran dulces o helados porque pueden salirse de su dieta balanceada y pierden apetito para la hora de las comidas.

Esta actitud de los niños se justifica porque a esta edad están más interesados por conocer el mundo y aprender que por alimentarse. Por eso, los padres no deben desgastarse luchando durante las comidas pues el niño comerá cuando realmente tenga hambre.