Consejos para manejar el exceso de energía durante el fin de semana

Una buena alimentación y actividades que impliquen trabajo físico, son algunas de las claves para que los más pequeños disfruten sin agotar a los padres.

Consejos para manejar el exceso de energía durante el fin de semana
Foto:

 -

Por: Emol - Chile - GDA
febrero 03 de 2017 , 03:04 p.m.

En el año escolar, el horario y los deberes de los niños permiten que los padres puedan tener un mayor control sobre ellos. Además, el levantarse temprano, las tareas, los juegos y las actividades que los pequeños hacen en el colegio, también aportan al gasto energético que estos tienen en el día y que les permite dormirse temprano.

Durante los fines de semana, sin embargo, el panorama es distinto, sobre todo para aquellos que son hiperactivos. Estos niños suelen aburrirse si no hay panoramas que sean de su agrado dentro de los planes familiares. "Mamá estoy aburrido" o "¿Papá que haremos hoy?", son algunas de las frases que los padres escuchan recurrentemente en verano, y que muchas veces interrumpen el periodo que tienen para descansar de la vida laboral.

La psicopedagoga chilena, Montserrat Sepúlveda, dice que aquellos pequeños que tienen un déficit atencional hiperactivo suelen tener un exceso de energía, que se manifiesta en un deseo involuntario por realizar actividades y moverse constantemente.

Es por eso que la especialista recomienda que estos niños hagan cosas que requieran un esfuerzo físico, como jugar a la pelota, nadar, andar en bicicleta o subir un cerro.

Relacionado: Lactancia materna: ‘vacuna natural’ contra la hiperactividad

Además, dice que también es bueno planificar los días y establecer horarios incluyendo actividades relacionadas con el colegio. Por ejemplo, dejar 15 minutos al día para hacer ejercicios de matemáticas. De esta forma, el niño no pierde por completo el ritmo del año escolar y así le es más fácil volver a sus estudios en marzo.

Para no perder este ritmo y hacer cosas que les permitan gastar la energía extra, Sepúlveda también dice que es una buena opción inscribir a los niños en cursos de verano que sean de su gusto, ya sea de natación, artes marciales, fútbol, etc.

Panoramas en familia

Al momento de hacer actividades en familia, la psicopedagoga sugiere que los padres conversen con los más pequeños al hacer los planes.

"Es súper importante el poder conversar con los niños, escuchar sus opiniones y llegar a consensos con ellos en relación a lo que quieren hacer. Porque muchas veces los papás suelen imponer actividades que ni siquiera les importan a los niños", explica Sepúlveda. En este sentido, también recomienda hacer cosas que fomenten el apego entre padres e hijos, y que sean del gusto de todos.

La tecnología no es un buen aliado

A pesar de que dejar a los niños entretenerse con el celular, las tablets, y los videojuegos puede ser algo tentador para los padres que quieren que sus pequeños estén tranquilos por un rato, esto no es bueno para ellos.

"Es lo más cómodo para los papas pero no es lo más sano ni lo más adecuado para los niños. Hoy día muchos papas hacen eso por comodidad, pero no estamos dejando que desarrollen ninguna habilidad", dice Montserrat Sepúlveda.

Además, el estar sentados o acostados jugando en este tipo de aparatos no aporta al gasto energético que estos niños requieren. En este sentido, la psicopedagoga dice que es bueno establecer normas como dejarlos jugar una a hora al día, que puede ser distribuida como ellos quieran pero sin excederse.

Igualmente, Sepúlveda asegura que el hecho de que los niños se aburran no es algo malo, al contrario, es algo positivo, ya que el aburrimiento hace que los niños trabajen su imaginación y creatividad. Por esto, la conocida frase "mamá, papá estoy aburrido", no debe tener una connotación negativa.

Una buena alimentación siempre es importante

Al igual que en el resto del año, la alimentación de los niños debe ser equilibrada, sobre todo en aquellos que tienen hiperactividad. En este caso, es importante evitar las comidas calóricas y muy azucaradas porque les aportan una energía extra. Las galletas, los dulces, las bebidas y los jugos en caja no deben ser consumidos con frecuencia. El agua y los snacks saludables de frutas y verduras siempre son una mejor opción.

Actividades recomendadas

La psicopedagoga entrega algunas ideas para que los más pequeños puedan entretenerse y descansar en vacaciones:

-Actividades al aire libre (andar en bicicleta, salir a jugar con los amigos, fútbol, entre otras).

-Visitas a teatros, cine o cuenta cuentos.

-Juntarse con los amigos, primos, realizar actividades diferentes.

-Aprender a hacer galletas, queques, etc, siempre bajo la supervisión de un adulto.

-Jugar con plasticinas, pintar con tempera, hacer collares, crear material de juego con cartones.

-Hacer el día de andar disfrazado, pintar caritas.

-Descansar, dormir una o dos horas más de lo habitual.

-Conocer más de la ciudad (museos, zoológico, iglesias importantes).

-Hacer actividades en casa que promuevan la autonomía y valores personales como la responsabilidad, el orden, la limpieza y la disciplina. Por ejemplo, que los padres les pidan ayuda para preparar la cena, pueden poner la mesa, ordenar su pieza, etc.

-Asistir a clases o talleres (teatro, música, manualidades, fútbol, patines, etc.).

Lee más: Aprender con un hijo que tiene déficit de atención