Cuidado con el peso que cargan tus hijos en su morral escolar

Vigilar qué tanto cargan y cómo usan su maleta es clave para evitar lesiones en su espalda.

MALETA COLEGIO NIÑOS

Se estima que muchos niños llevan en sus morrales más peso del indicado y que muchos de ellos sufren de dolores de espalda antes de los 15 años.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
febrero 06 de 2018 , 07:37 p.m.

Libros, cuadernos y cartucheras llenas de colores; reglas y tijeras; botilitos con agua y onces para el recreo… hasta los tenis para la clase de educación física o para el partido de fútbol, todo puede caber en el morral escolar de tus hijos. Pero te has preguntado, ¿Cuánto peso están cargando tus hijos?

Diversos estudios de la Fundación Kovacs, entidad española sin ánimo de lucro especializada en las dolencias del cuello y la espalda, han concluido que la mayoría de niños y adolescentes suelen llevar al colegio una carga superior a la recomendada y de una forma perjudicial para su salud.

De acuerdo con los especialistas, a los 15 años, más del 50 por ciento de los niños y casi el 70 por ciento de las niñas ha sufrido por lo menos una vez en su vida un dolor de espalda. Así las cosas, los expertos coinciden en afirmar que un niño no debería cargar más del 10 o 15 por ciento de su peso corporal. Por ejemplo, un niño de primaria que pese 35 kilos debería cargar entre 3,5 y 5,2 kilos como máximo.

El exceso de peso puede dañar la maduración de las placas de crecimiento vertebral y provocar pequeños desgarros discales en un niño, que más tarde evolucionarán hacia una discopatía

No obstante, la realidad es bien distinta: muchos pequeños llevan en sus mochilas hasta 8 kilos, un peso que a la larga genera desviaciones en la columna vertebral, que aún está en proceso de desarrollo en los niños, así como contracturas musculares.

"El exceso de peso puede dañar la maduración de las placas de crecimiento vertebral y provocar pequeños desgarros discales en un niño, que más tarde evolucionarán hacia una discopatía", indica David López, especialista en quiropraxia.

Ahora, si es necesario que los estudiantes lleven a clase muchos libros, materiales, útiles escolares y ropa deportiva, se debe hacer lo posible para que la espalda no sufra. Por ejemplo, una mochila con ruedas, que permita estirarla en vez de cargarla, es la mejor alternativa aunque esta también debe ser liviana, de modo que el niño pueda arrastrarla sin mayor esfuerzo.

Para que no te pese el morral
  1. Prefiere maletas con muchos compartimentos para distribuir bien el peso.
  2. Evita comprarle a tu pequeño morrales con un solo tirante cruzado, pues el peso se apoya sobre un solo hombro.
  3. Si el colegio de tu hijo cuenta con casilleros y tu pequeño ya es capaz de usarlos por sí solo, habla con sus profesores y anímalo a dejar cosas que necesita a diario en ellos.
  4. Recuerda que las tirantas deben tener ancho mínimo de cinco a seis centímetros y ser acolchados, ya que cuando son estrechos comprimen los tejidos, generando dolor en los hombros.
  5. Saca del morral aquellas cosas que el niño no necesite con frecuencia.
  6. Las onces pueden ir en una lonchera aparte que el niño pueda llevar en la mano. Esta tampoco debe ser pesada.