Mamá: no dejes a un lado tu vida social

Estar con otros padres, planes con tu bebé y recibir ayuda, todo servirá para seguir en contacto.

Vida social

Después de ser madre es importante que busques espacios para compartir en pareja y tener un tiempo a solas para los dos.

Foto:

123RF

Por: ABCdelbebe.com
octubre 19 de 2017 , 04:34 p.m.

Es probable que durante tu embarazo te dijeran que con la llegada de tu hijo muchas cosas cambarían en la vida y, mucho más, en la de pareja. En realidad esto es cierto, pero ese impacto depende de cómo manejen la situación y del grado de confianza y entendimiento que tengas con el padre de tu bebé.

Ahora, si son de esas parejas que tienen una vida social agitada, colmada de invitaciones y planes divertidos junto a la familia y amigos, puede que esa agenda deba ajustarse y declinar varios de esos programas, en aras de compartir tiempo de calidad con tu pequeño, que los necesita en sus primeros meses y hasta años de vida.

Sin embargo, te repito, esto es algo que puede manejarse y que no es un ‘entierro’ para la diversión, sino el paso a un ajuste de tiempos y de su relación como pareja, pues si ambos colaboran abiertamente en la crianza, será más fácil sacar tiempo para estar juntos, compartir momentos placenteros solos o con amigos.

Antes de ser padres, Liliana Mora y Luis Felipe Pérez llevaban una vida bastante agitada. Invitaciones a pasear; almuerzos con los amigos; salidas a cine; celebraciones de cumpleaños y rumba, casi todos los fines de semana, en su apartamento o en algún sitio. Pero cuando Esmeralda llegó a sus vidas, todo dio un vuelco de 180 grados.

Ya las frases cotidianas fueron: “no, gracias, no podemos”, “de pronto la próxima ocasión”, “por qué no cambiamos la fecha…” cada que recibían una invitación o propuesta de su círculo social. 

Todo cambió, sí teníamos algo de tiempo, preferíamos quedarnos en casa y descansar o dormir, que nos parecía el mejor plan porque permanecíamos fundidos”, dice Liliana


La situación se mantuvo así para la joven pareja hasta que Esmeralda cumplió los ocho meses. “Aunque nos sentíamos los ‘súper papás’ por ser responsables y estar todo el tiempo con nuestra pequeña, empezamos a sentirnos frustrados y cansados de la monotonía y la falta de tiempo. Notamos que no nos invitaban a nada, que nuestros amigos ya ni siquiera nos llamaban, veíamos sus redes sociales inundadas de fotos de sus encuentros y nos daba mucha nostalgia. Sentíamos que nos habíamos quedado solos”, comenta con algo de tristeza Luis Felipe.

Tiempo para mamá

Incluso, si no quieres salir de casa puedes disfrutar de un tiempo para ti o con tus amigas, el hecho es no dejar de lado tus actividades cotidianas.

Foto:

123RF

De regreso a las actividades

Cuando la pequeña Esmeralda tenía 10 meses, Liliana y Luis Felipe se dieron cuenta que cada vez se hacía más independiente y que eso les daría un tiempo para compartir en pareja, y decidieron retomar algo de la vida social que llevaban. Empezaron reestableciendo sus viejos lazos de amistad, pero crearon planes en los que pudieran llevar a Esmeralda o que fueran ellos los anfitriones. También, dejaron que sus familiares los apoyaran cuidando a la niña por algunas horas, mientras ellos disfrutaban de una velada.

Además, esa idea de buscar actividades en las que pudieran involucrar a la pequeña eso sí, en planes que no la expusieran y extremando los cuidados para evitar un resfrío o un malestar de cualquier tipo, en especial por su edad, le dio a la relación de Luis Felipe y Liliana un respiro.

Así las cosas, el tipo de actividades sociales y recreativas, la intensidad, los lugares y los horarios en que se desarrollen dependerán de la edad del niño, su carácter y los apoyos que los padres reciban de familiares y amigos.

Planes con pares

Otra estrategia que resulta muy efectiva a la hora de retomar la vida social es hacer planes con otras parejas o personas que tengan hijos de la misma edad de los tuyos, pues tienen en común lo más importante, los hijos, lo que genera lazos de solidaridad, confianza y apoyo no solo para desarrollar actividades afines, sino porque existe colaboración y apoyo con la experiencia, por encontrarse en la misma etapa de la crianza.

Otra tendencia de las nuevas madres es acercarse y buscar a sus propias madres, ya que con ellas pueden compartir su experiencia, pedir consejo y hallar respuesta a sus inquietudes, miedos y prevenciones. Ante todo esto lo más importante es que no te aísles y que vivas el momento de ser madre y lo hagas en pareja, pero eso sí deja que te ayuden, necesitas descansar y relajarte para que aportes lo mejor de ti a tu bebé.