La OMS alerta sobre alimentos para niños con alto contenido de azúcar

Estudio revela que muchos productos tienen más azúcar del permitido y mienten sobre sus componentes.

alimentación

Una de las consecuencias del consumo indiscriminado de alimentos elevados en azúcar es la obesidad.

Foto:

iStock

Por: Redacción ABC del Bebé, con información de AFP
julio 16 de 2019 , 06:04 p.m.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó entre noviembre de 2017 y enero de 2018, un estudio a unos 8.000 productos alimenticios para bebé, en más de 500 tiendas de Viena (Austria), Sofía (Bulgaria), Haifa (Israel) y Budapest (Hungría), encontrando que dichos alimentos industrializados, con frecuencia contenían demasiada azúcar y las etiquetas, en sus diferentes presentaciones, se prestaban a confusión, al no ser claras sobre sus componentes.

Resulta importante destacar, que ya en 2018, la OMS había alertado a cerca del crecimiento de la obesidad y el sobrepeso entre los europeos, lo que muy seguramente, invertirá la tendencia en relación con la expectativa de vida.

El máximo organismo de la salud mundial advirtió, que un tercio de los productos examinados en la investigación contenían azúcar, zumo de frutas concentrados u otros edulcorantes en su composición, ingredientes que no deberían ser agregados a los alimentos para niños. Vale decir que entre el 18 y 57 por ciento de ellos, tenían más del 30 por ciento de calorías provenientes de azúcares, lo que lamentaron mucho los representantes del organismo.

“Consumir bebidas azucaradas, incluidas jugos de frutas provoca también una tendencia a abandonar los alimentos naturales más ricos en nutrientes”.

Voces de la sección europea de la OMS, la cual está compuesta por 53 naciones, sostuvieron que más o menos “en la mitad de los productos examinados (...), más del 30 por ciento de las calorías que éstos contenían provenían de azúcares totales y un tercio, tenía azúcar añadido u otros edulcorantes”.

Frente a los hallazgos de la investigación, la OMS insistió en que un consumo elevado de azúcar aumenta el riesgo de sobrepeso y de caries, y que una exposición precoz a productos azucarados, puede crear una preferencia nociva hacia estos alimentos para el resto de la vida. Además, añadieron las fuentes citadas de la Organización, que “consumir bebidas azucaradas, incluidas jugos de frutas provoca también una tendencia a abandonar los alimentos naturales más ricos en nutrientes”.

Finalmente, y como un aspecto destacado del informe, de la muestra de alimentos analizada, entre el 28 y el 60 por ciento de estos, fueron considerados inapropiados por la OMS, pues estaban etiquetados como aptos para bebés de menos de seis meses, sin serlo.

Ante esto, el llamado es a que padres, cuidadores y personas a cargo de la nutrición de los niños estén muy atentos frente al tipo de alimentos que dan a sus pequeños, y el contenido en ingredientes y nutrientes que poseen. La OMS recomienda que se elijan contenidos lo más naturales posibles para la dieta de los menores en sus primeros años de vida, etapa en la que se crean los hábitos saludables que perdurarán a futuro.