Vacaciones en casa: diversión bajo techo

¿Estás en casa con tus niños y no sabes cómo entretenerlos? Estos planes les asegurarán la diversión

Planes en casa

-

Foto:

iStock

Por: ABCdelbebe.com
diciembre 20 de 2018 , 11:23 a.m.

Sea por cuestiones de bolsillo, por el clima o, simplemente, porque no queremos salir, es bueno hacer planes casa con los niños. Sin embargo, a veces, los padres olvidan que no se requiere de grandes inversiones de dinero o de una planificación excesiva para divertirse bajo en familia. Simplemente, se trata de tener en mente algunas sencillas ideas, preguntarle a los niños qué desean hacer y hacerlos partícipes a la hora de crear el “cronograma de actividades hogareñas”. Así te darás cuenta que una película en casa, una es todo lo que desean para divertirse.

Por eso, aquí te dejamos algunas opciones que puedes combinar para vivir experiencias maravillosas a bajos costos y con altas dosis de entretenimiento.

Lo mejor de todo es que no necesariamente tienes que incurrir en altos costos para pasar un momento de diversión con tus hijos, aquí lo que cuenta es tu compromiso y tu creatividad. ¡Así que saca ese niño que llevas dentro y ponte a jugar!

Tardes de manualidades

Definitivamente el tiempo vuela cuando ponemos a prueba nuestra creatividad. Ya sea creando figuras de plastilina o de arcilla, pintando un cuadro, coloreando un dibujo o haciendo cualquier tipo de manualidad que nos implique hacer un molde, recortar, armar y decorar, obtendrás horas de concentración y alegría para tus pequeños. Si no sabes cómo entretenerlos y el presupuesto no alcanza para salir de casa, ármate de ingenio y busca en casa hojas de papel, cartón tijeras, colores, pinturas, plastilinas, etc. y proponle a tu pequeño hacer una creación con sus propias manos. Si te faltan las ideas, en internet hay cientos de tutoriales que te explican, paso a paso, cómo hacer en casa divertidas manualidades a partir de elementos tan simples y cotidianos que encuentras en casa.

Planes en casa

-

Foto:

iStock

Manos a la masa: juguemos a ser chefs

Muchos niños aman colaborar en la cocina, sobre todo si saben que pueden tocar los alimentos, untarse los dedos, probar sabores y hacer recetas divertidas. Para ellos, esto es diversión pura. Cuando el arte de cocinar se hace en compañía de padres y niños se convierte en el vehículo perfecto para que el pequeño desarrolle ciertas habilidades: cuando los chicos cocinan reconocen texturas, olores, sabores y por lo tanto, estimulan el área táctil, gustativa, olfativa y auditiva. Aquí lo importante es que escojan recetas prácticas, muy fáciles de seguir, divertidas y que agraden a todos. No olvides, que puedes hacer esta actividad en cualquier momento del día: pueden planear la preparación del desayuno o del almuerzo en familia o una tarde de hornear galletas, hacer pizza o preparar snacks. Para esto apóyate en los tutoriales que te hemos preparado en ABC del Bebé, y entra a nuestro canal de YouTube o Facebook. Te sorprenderá la cantidad de ideas que existen para cocinar con los niños.

Planes en casa

-

Foto:

iStock

Todas las actividades que involucren destrezas manuales les encantan a los pequeños y son perfectas para entreternerlos en las tardes.

Cine en casa

Una opción que resulta muy práctica para pasar tiempo con los niños es ver una película. Si bien puedes acceder a la oferta que ofrecen las principales salas de cine del país, también puedes considerar montar tu propia sala de cine en casa. Fuera del ahorro y la comodidad que representa hacerlo, esta alternativa te ofrece otras ventajas: podrás responder las preguntas que te hagan tus pequeños y tendrás un ambiente familiar en el que pueden estar todos “arrunchados”. Es clave que, cuando decidas ver una película con tus hijos, no lo hagas solo por tenerlos 90 minutos al frente de la pantalla sino que te des el tiempo para comentar con ellos qué aprendieron, qué opinan sobre la manera en que cada personaje hizo las cosas, qué hubieran hecho en esa circunstancia, si les gustó el final o no, etc. Además, no olvides las palomitas de maíz.

Planes en casa

-

Foto:

iStock

¡Todos a cantar!

Montar un karaoke en casa es otra opción para vivir una tarde o una noche de fin de semana en familia. Solo basta con conectar el computador al televisor o hacer uso de las herramientas que hoy en día proporcionan los ‘Smart TV’ y buscar en internet videos musicales que contengan la letra de la canción. Así, los integrantes de la familia podrán elegir qué quieren cantar y hacerlo de manera individual, por pareja o en grupo. Esto no solo resulta atractivo para los niños sino que además, les ayuda a fortalecer y ampliar su vocabulario, estimular su concentración y memoria y mejorar sus capacidades vocales y auditivas.

Noche bajo las estrellas

¿Qué tal vivir una noche de camping con tus hijos? Sin duda acampar resulta ser toda una aventura para los pequeños y una opción para salir de la rutina. Si cuentas con una carpa puedes solicitar el permiso para utilizar las zonas verdes de tu conjunto residencial o la azotea de tu edificio. Sin duda, este será un magnífico plan para pasar una noche memorable. Puedes cantar canciones con tus niños, contar historias a la luz de la linterna o de una farola o divertirse viendo el firmamento y jugando a crear figuras con las estrellas.

Planes en casa

-

Foto:

iStock

Para divertirse en la mesa

¿Quién no ha pasado horas de risas y adrenalina jugando una partida de dominó o de parqués, o completando una ronda entera de Tío Rico o de Monopoly? Los juegos de mesa nunca pasarán de moda para entretener a los niños por un buen rato mientras las fichas pasan de casilla en casilla, entran y salen de ‘la cárcel’ y los jugadores ponen su mejor esfuerzo para demostrar quién es el mejor. Así que busca ese juego de mesa que está olvidado en el cuarto de San Alejo y prepara a tus pequeños para aprender a competir sanamente y a trabajar en equipo.

Planes en casa

-

Foto:

iStock

Leer para despertar la imaginación

Un buen plan, en especial para una tarde fría o de lluvia, es tomar una manta bien calientita y ‘arruncharse’ con tus pequeños a leer una historia, un cuento fascinante, una ronda o una fábula infantil. Lo ideal es que pongas en práctica una entonación interpretativa de modo que utilices un tono de voz distinto para cada personaje de la historia. También puedes proponerle a tus hijos actividades que acompañen la lectura como inventar otro final para la historia, hacer una mini obra de teatro o hacer dibujos sobre el tema.

Planes en casa

-

Foto:

iStock

Jugando a disfrazarse

Jugar al doctor, a la profesora, al médico o la tienda son actividades sencillas y enriquecedoras. Solo se requiere imaginación, crear una historia y que los padres les presten a los niños prendas y accesorios para que ellos puedan asumir roles y se involucren en el mundo de los adultos. Así mismo, busca un espacio para armar el set y recrear la situación que quieren vivir. El cuarto de tus hijos se puede transformar en un consultorio médico, en una nave espacial o en un supermercado.

Planes en casa

-

Foto:

iStock

Leer cuentos, ver películas o disfrutar juegos de mesa son ideas que garantizan horas de diversión

Otros juego juegos caseros
  1. Caer en la nota: esta es una variación muy divertida del karaoke. Selecciona con anticipación canciones que le gusten a toda la familia. Por turnos, los participantes entonarán las canciones cayendo en una palabra al tiempo que lo hace el cantante. Se puede cantar por turnos individuales o en parejas. 
  2. Mímica: consiste en representar con mímica una palabra, nombre de personaje, películas, libros, canciones, etc. que deben escribirse previamente en tarjetas para que los demás adivinen de qué se trata.
  3. Búsqueda del tesoro: se escoge un objeto de la casa que se pueda esconder y se distribuyen turnos para que cada miembro de la familia esconda el objeto. Quien esconde da un tiempo a los demás para buscarlo. Gana quien primero lo encuentre.
  4. Escondidas: este es un juego clásico que puede disfrutarse en familia. Esconderse para que los demás lo encuentren puede ayudar a reconocer el espacio en el cual se vive ubicando los lugares más insólitos de la casa.
  5. Stop en papel: el juego consiste en escribir en una hoja dividida en columnas elementos como: nombres, apellidos, ciudades, colores, animales y alimentos con una misa letra inicial. La primera persona que termina de escribir todas las columnas grita ¡STOP! y se pasa a la asignación de puntos. Si la palabra la ha escrito más de una persona valdrá 50 puntos, si solo la escribió una valdrá 100 puntos y si nadie escribió será 0 puntos. Al final cada jugador suma sus puntos.
  6. El presidente pide: por turnos se nombra un presidente de la casa. Este presidente pide que hagan determinadas cosas y todos deben cumplir su petición de manera inmediata. Por ejemplo: el presidente pide ponerse de rodillas, el presidente pide cantar todos juntos, el presidente pide correr a la cocina, el presidente pide ponerse la pijama, el presidente pide abrazarse fuerte, el presidente pide meterse bajo las cobijas de la cama. Todos podrán participar y hacer las peticiones que quieran.
  7. Memoria de láminas: el juego consiste en escoger láminas que contengan muchos dibujos, cada jugador debe tener el mismo número de láminas. A quien le corresponda el turno muestra la lámina a la otra persona y esta tiene la oportunidad de verla y memorizarla por 1 minuto, luego debe decir la mayor cantidad de objetos que recuerda de la lámina. Gana quien memorizó más objetos o características.