‘Top 5’ de los mejores tips en decoración para recibir a tu bebé

Tu niño necesitará espacios que le den bienestar, seguridad y confort, pero sobre todo, felicidad. 
decoración1

1. El cuarto del recién nacido.
Lo ideal es que tu pequeño tenga su propio cuarto, así no lo utilice sino hasta después de los cuatro o cinco meses. En él debe primar la luz, el espacio y el orden. Escoge una cama cuna con cajoneras integradas para que organices su ropa y elementos de aseo y cuidado. Deja un espacio para una silla o mecedora y crea una pequeña zona de juegos.

Foto:

iStock

decoración 2

2. La habitación de los padres.
Es posible que necesites reacomodar o comprar algunos elementos para tener al bebé contigo, en los primeros meses. Si tienes una cama muy grande, busca las cunas de colecho, que se adaptan como una ‘extensión’ de la cama de la pareja para tenerlo cerca, pero a la vez, mantenerlo protegido. Si tu cama no es tan grande, podrás poner en tu cuarto la cuna o el moisés de tu niño para facilitar su cuidado.

Foto:

iStock

decoración 3

3. La sala y espacios sociales.
Hay familias que quieren estrenar de todo con la llegada de su hijo, pero sino es algo imperante, con organizar, salir de algunos muebles o accesorios y pintar las paredes con colores de temporada, será suficiente. Que tal, ¿si tapizas los muebles con telas de moda y adquieres un accesorio vanguardista, como una lámpara o una silla que le dé a tu espacio social un nuevo aire? Recuerda que en la medida que el niño crezca, lo que necesitarás es espacio para su época de explorador y tendrás que recoger muchas cosas.

Foto:

iStock

decoración 4

4. La iluminación y los ambientes. Nada mejor que la luz natural, pero con el recién nacido hay que mantener la calidez a través de la iluminación. Ellos, en las primeras semanas, no ven bien y la luz les molesta, por ello, trata de tener aparte de la luz del cuarto, una lámpara que sea direccionable para que la utilices solo en caso de necesidad. Las cortinas son fundamentales, y si se combinan con persianas mejor.

Foto:

iStock

decoración 5

5. Protección y seguridad.
Para el momento en que tú niño empiece a gatear y caminar, la decoración será un aspecto secundario, pues ahí menos será más. Deberás recoger muchos elementos decorativos y despejar el camino por el que se moverá tu pequeño explorador. Es prioridad que cubras con protectores: esquinas, ventanas, enchufes, y no te olvides de los seguros para cajones y el cierre del sanitario.

Foto:

iStock