Ni cremas ni remedios. Así se tratan las quemaduras de los niños

El peligro aumenta en vacaciones y no solo por la pólvora. Aprende cómo evitar las quemaduras. 

QUEMADURAS NIÑOS

La mayoría de las quemaduras ocurren en el hogar y en la cocina.

Foto:

Istockphoto

Por: ABCdelbebe.com
enero 09 de 2019 , 09:53 a.m.

¿Sabías qué, en Colombia, los niños siguen siendo la población más afectada por quemaduras cuya causa más frecuente es por líquidos hirvientes ( un 65% ) y por pólvora? 

Para la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva – SCCP en la gran mayoría de los casos, las quemaduras no son accidentes sino eventos que sí se pueden prevenir. Por eso, aprender a evitar los riesgos que las causan así como saber actuar adecuadamente cuando se presentan es esencial para que los padres de familia protejan la integridad física de los niños.

Se sabe que alrededor de este tema hay muchas creencias populares erróneas como los remedios caseros que usualmente se aplican sobre las lesiones producidas por las quemaduras. Por ello, los miembros del Capítulo de Quemaduras de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (SCCP), Viviana Gómez, Luis Alonso, Ana Salinas, Jorge Luis Gaviria , Linda Guerrero, y Ernesto Barbosa, médicos expertos en el tema aclaran algunas de las principales dudas de los padres:

¿Cómo evitarlas?
  1. No permitas que los niños ingresen a la cocina pues estarían expuestos a quemaduras con líquidos hirvientes o con la mismas llama de la estufa. Recuerda que la mayoría de las quemaduras ocurren en el hogar y en la cocina. Una forma de prevenir es poner una reja de seguridad a la entrada de la cocina.
  2. No permitas juegos en la cocina.
  3. Pon siempre el mango de ollas hacia atrás, fuera del alcance de los niños.
  4. Verifica la temperatura de los teteros.
  5. No dejes solos a los niños cuando se bañan porque no pueden controlar la llave del agua caliente y recuerda que al mezclar las temperaturas, primero debes abrir la fría y luego, la caliente.
  6. Recuerda que el agua de la llave no debe estar a más de 49°C. Si vas a bañar a tu bebé el agua no debe superar los 37°C.
  7. No tomes bebidas calientes con tu bebé en brazos.
  8. Mantén a tus niños pequeños a una distancia prudencial mientras tomas o manipulas líquidos calientes
  9. No dejes que los niños jueguen o introduzcan objetos en las tomas eléctricas. A su vez, evita no sobrecargarlas con múltiples aparatos pues, esto puede ocasionar cortos circuitos y causar incendios y quemaduras con llamas.
  10. Jamás permitas que tus hijos manipulen pólvora ni siquiera lo hagas tú. No existen fuegos pirotécnicos inofensivos. Estos, al no ser manipulados por un experto, pueden causar lesiones graves por la onda explosiva que llegan a producir amputación de dedos o manos, destrucción masiva de tejidos al incendiar la ropa de la persona o pueden causar incendios en el sector.
¿Qué NO se debe hacer en caso de una quemadura, independientemente de la causa de la misma?
  1. No utilices jabones para lavar la herida.
  2. No utilices soluciones diferentes al agua como: leche, sábila, yogurt, huevos, vinagre, alcohol, bicarbonato de sodio.
  3. No frotes o “refriegues” la herida.
  4. Si la quemadura es por ácido no se debe sumergir al paciente en agua (piletas, tanques o recipientes llenos de agua), pues la sustancia se puede mezclar y continuar quemando.
  5. No apliques hielo sobre la lesión.
  6. No pongas papa, café, cebolla, miel, mantequilla, aceite vegetal o aceite de oliva, vaselina, ni ningún otro remedio casero.
  7. No suministres ningún medicamento, ni cremas como sulfaplata. 
  8. No toques ni intentes reventar las ampollas.
¿Qué SÍ se debe hacer en caso de una quemadura ?

En caso de lesión por fuegos artificiales:

  1. Lava las lesiones con agua fría por 10 min.- 15 min.
  2. Retira accesorios, joyas y ropa de la zona afectada.
  3. Recortar la tela alrededor con tijeras. No la arranques.
  4. Acude inmediatamente a un centro de urgencias.

En caso de lesión con líquido hirviente (aceite o agua)

  1. Retira cualquier prenda de vestir caliente y mojada a menos que esté pegada a la piel.
  2. Aplica agua fría sobre la piel durante 10 a 15 minutos o hasta que la piel se sienta fría al tacto. ¡Cada segundo cuenta!. Enfriar la piel ayuda a disminuir el dolor y el daño causado por la quemadura.
  3. No intentes reventar las ampollas y no apliques ningún producto.
  4. Cubre la lesión con un paño limpio.
  5. Lleva a la víctima al servicio de urgencias lo más pronto posible.

En caso de quemadura con electricidad

  1. Las lesiones por electricidad son de carácter urgente y deben ser llevadas inmediatamente al servicio de urgencias, pues pueden tener compromiso de órganos internos y ser mortales.