Cuidado con la sobre exposición de los niños a las pantallas

Italia tramita una ley para prevenir y curar en la población, problemas de adicción a la tecnología.

tecnología

Expertos sugieren que los niños no deben manipular pantallas y celulares antes de los dos años de edad.

Foto:

iStock

Por: ABCdelbebe.com
julio 22 de 2019 , 03:59 p.m.

Mucho se habla de la edad promedio para que los niños, en especial los pequeños, tengan contacto con aparatos tecnológicos como pantallas, celulares inteligentes y dispositivos de todo tipo. La verdad es que hoy en día es muy complicado tratar de mantenerlos apartados de la realidad de las redes sociales, la hiperconexión y el internet, pero sin duda, ese momento debe ser uno en el que el pequeño tenga uso de razón, del porqué y para qué de dicha acción y su contenido.

Por ello resulta primordial conocer las voces de los expertos sobre el tema, y el impacto que una exposición temprana a la tecnología puede ocasionar. Ya algunos especialistas entre psicólogos, pediatras, puericultores y logopedas lo han trabajado, exponiendo que en los primeros años de vida, 'el uso desmedido de las pantallas de móvil y tabletas puede provocar trastornos del lenguaje y del sueño en los más pequeños' y ocasionar problemas y dificultades con la comunicación, la socialización y el desarrollo del cerebro.

Al respecto, de manera reciente, el Movimiento 5 Estrellas (M5E), en la Cámara de Diputados italiana presentó un proyecto de ley que tiene como objetivo prevenir y curar la llamada nomofobia (miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil, del inglés no mobile phone phobia.

Con ello, buscan combatir el uso excesivo y patológico de móviles, computadoras y dispositivos electrónicos, en particular entre los jóvenes, a través de cursos de capacitación, prevención y atención de programas específicos para permitir a los padres detectar los riesgos que corren sus hijos.

El proyecto quiere educar a los usuarios sobre un uso consciente de internet y de las redes sociales, sobre todo, en las escuelas ya que la nomofobia afecta especialmente a los jóvenes y se manifiesta mediante el uso compulsivo del celular, el monitoreo constante de correos electrónicos y de las redes sociales, inclusive hasta altas horas de la noche.

Según una encuesta reciente de la Asociación Nacional de Dependencia a la Tecnología, divulgada por los medios italianos, la mitad de los jóvenes de ese país, entre los 15 y 20 años, revisa su teléfono 75 veces al día. Otro informe publicado en junio pasado, estimaba que el 61 por ciento de los italianos usa sus teléfonos o tabletas en la cama, un porcentaje que se eleva al 81 por ciento, entre las personas de 18 a 34 años.

Qué pasa con los niños pequeños
tecnología

Si tu hijo ya está en edad de utilizar dispositivos móviles, es muy importante que los acompañes y les enseñes cómo manejar correctamente estas herramientas.

Foto:

iStock

En variados estudios médicos y psicológicos con niños de colegio y preescolar, se ha logrado detectar cómo se multiplican ciertos síntomas que pueden ser catalogados como autismo. Por otra parte, se conoce con frecuencia, que muchos niños no pueden dormir sin el móvil, con graves problemas de comunicación y concentración.

Es tal el impacto, que estos niños se están formando en una burbuja que se llama interconexión, donde no oyen, ni responden o miran si les habla. Esto los hace actuar, según los expertos, como autómatas; sin lograr interesarse en actividad alguna diferente al celular o las tabletas, alejándose de una diversión en la que interactúen con sus pares o generen movimiento o esfuerzo físico.

Lo cierto es que un niño automáticamente abandona los juguetes y el juego, si se le da una pantalla. Se ha creado una relación adictiva, en la que no pueden estar sin ellas, y hacerlo, les provoca un malestar intenso, algo así como lo que puede sentir un drogadicto cuando está sin su dosis.

¿Qué podemos hacer?
tecnología

Una forma de evitar la sobre exposición a las pantallas es a través de actividades lúdicas que fomenten la imaginación y creatividad en los niños.

Foto:

iStock

Igualmente, los estudios dan esperanza, pues el impacto de la hiperconexión a temprana edad, no produce daños permanentes en los cerebros de los niños y, en ellos, basta con alejarlos de las pantallas para que recuperen sus capacidades mentales y cognitivas. Es más, les devolvemos su deseo de socializar y de realizar diferentes actividades.

El asunto está, en alejar a los niños de las pantallas, evitar que estén sobre expuestos y para ello, es propicio ofrecerles otras posibilidades de diversión, otros estímulos, con más interacción humana. Lo más importante es que los padres miren y hablen mucho con sus hijos y les ayuden a diferenciar para qué se usa el internet y les enseñen juegos en los que las relaciones interpersonales primen, haciéndoles ver lo bueno de estar en contacto, de moverse, de explorar...

En los diferentes países existen guías y entidades oficiales y privadas que trabajan para prevenir los efectos negativos de la sobre exposición a las pantallas a temprana edad, buscando que los niños retarden su contacto hasta aprender un uso racional del internet y sus beneficios en materia de conocimiento e información. En Colombia, por ejemplo, se cuenta con https://www.enticconfio.gov.co/